Smoothie maker, Lidl


Llegan las vacaciones, nos apetece estar todo el día callejeando y llenar la agenda de ocio con planes mañana, tarde y noche. Quedamos para tomar el aperitivo, las cervecitas de la tarde con sus correspondientes pinchos o unas copas por la noche (¡Y nos comemos hasta las gominolas! Pues faltaría más jajajaja) que sí, que ya nos conocemos.
El caso es que habrá que compensar los excesos y este Smoothie Maker de Lidl (batidora de frutas para que nos entendamos mejor, que ya nos vale con esto de hacernos los modernos) es una buena y económica opción.


Pequeño (ideal para no molestar en cocinas mini como la mía) y con potencia suficiente para preparar todas las mezclas de frutas y verduras que se te pasen por la cabeza.




Práctico para preparar el smoothie y llevártelo contigo a donde más te apetezca; al gimnasio, a la playa (prepara un refrescante batido con frutas bien frías o congeladas y cubitos de hielo) o a la biblioteca para tomarlo cuando hagas un descanso y las penas de esa asignatura que se te ha cruzado sean menos penas.
El Smoothie Maker viene con 2 recipientes de mezcla o vasos y sus correspondientes tapas que encajan perfectamente para facilitar el transporte del batido.

Sencillo manejo, un usuario nivel "yo solo entro en la cocina para preguntar si ya está lista la cena" lo utilizará sin mayor problema jajajaja. No, en serio, su manejo es extremadamente sencillo.

Muy fácil de limpiar, no hay recovecos que conviertan esa labor en un arduo trabajo. Sin duda ese tema está muy bien pensado.