Ensalada de judías y tomate con aliño de mostaza


De pequeña (y hasta no hace tanto) sufría una marcada animadversión hacía las judías, comía incluso coles de Bruselas que ya es decir, pero judías no. Simplemente era incapaz.
Ahora cuando lo analizo desde el punto de vista de adulta supongo que se debía al tipo de cocción, mi madre (y que no se chive nadie, por favor) las cocina demasiado tiempo para mi gusto y eso provoca que queden con una desagradable textura blandengue que ¡Uf! no hay ser humano que las trague jajaja.

El caso es que cuando he aprendido que dar con el punto idóneo de cocción de las judías (bueno verduras en general) es fundamental para disfrutarlas ha sido cuando he comenzado a comerlas con gusto, con ganas e incluso con antojo.




Como por ejemplo me sucedió ayer con estas judías redondas, las vi y se me antojaron inmediatamente para preparar esta sencilla pero sabrosísima ensalada.
Veréis que con un puñadito de ingredientes montamos un festival estupendo además de ligero y super sano.


INGREDIENTES

· Judías verdes frescas
· Tomates cherry
· Sal
- Aliño:
· Alcaparras
· Mostaza antigua 
· Aceite de oliva virgen extra
· Unas gotas de limón


ELABORACIÓN

1. Limpiamos las judías eliminando las puntas y los "hilos" si les tuviera. La mejor forma de hacerlo es con las manos, al partir los extremos si tienen hilos salen fácilmente.

2. Cocinamos las judías al vapor, es una técnica perfecta para conseguir que queden "al dente" y además preservar todas sus propiedades.
Si preferimos cocerlas lo que haremos será ponerlas en una cazuela con abundante agua y un puñadito de sal y cocinarlas durante un máximo de 6 minutos. Por supuesto si os gustan menos "al dente" podéis dejarlas hasta conseguir vuestro punto favorito.
Una vez están listas las escurrimos, refrescamos en un bowl grande con agua bien fría (y hielo si es posible) y reservamos.

3. Partimos los tomates cherry en rodajitas o de esta manera tan chula y tan práctica que estoy deseando probar, por cierto.



4. Mezclamos el aceite de oliva, mostaza al gusto, unas gotas de limón y emulsionamos.
Añadimos las alcaparras troceadas y mezclamos.
(no añado sal al aliño porque la mostaza y las alcaparras ya le dan el punto sabrosón)

5. Montamos la ensalada, aliñamos y listo para disfrutar.

Es una ensalada que se conserva estupendamente por lo que resulta ideal para prepararla con antelación y comerla en casa o llevarla en Tupper al trabajo.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.



4 comentarios:

Belen dijo...

Este aliño le estoy tomando yo el gusto. Lo probaré también con las judías......
Besinos

Ana Melm dijo...

Mmmm y a mí me espera una como esta para cenar hoy!!!

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Muy rica esta ensalada, con esa mostaza tiene que estar buenísima.
besos,

Comoaguaparachocolate- myriam dijo...

me encanta se aliño y la ensalada te quedó muy rica seguro. beesotesss