Garbanzos con oreja

Rico no, lo siguiente. Indescriptible lo bueno que estaba el plato que vais a ver a continuación, en casa ha pasado en el acto a convertirse en un clásico indispensable para los días de invierno en los que apetece un buen guiso que te caliente el cuerpo.


Si habéis probado la oreja en salsa que preparamos hace unos días y os gustó no dudéis en hacer esta nueva propuesta porque os va a encantar, es un plato de los de toda la vida que no podemos olvidar, es más creo que tenemos la obligación de hacer que este tipo de recetas perduren en el tiempo como homenaje a nuestras abuelas que tanto y tan bien cocinaban.

INGREDIENTES

·400 gr de garbanzos* (aproximadamente)
·La parte blanca de un puerro
·Cominos
·Agua
·Sal

Para la oreja:
·500 gr de oreja de cerdo cocida (la que compro viene cocida y adobada)

·1 cebolla 
·2 dientes de ajo
·1 cucharada de harina
·1 cucharadita de pimentón
·1 cayena (opcional)
·Perejil fresco
·Sal
·Pimienta negra
·Aceite de oliva
·Caldo de los garbanzos


ELABORACIÓN

1º- Ponemos los garbanzos (que habrán estado a mojo la noche anterior) junto con el puerro limpio y partido en brunoise en la olla rápida, cubrimos de agua (echamos un poquito más de lo habitual porque después parte de este caldo lo necesitamos para la salsa de la oreja) y le añadimos una pizca de sal y unos cominos (la cantidad por supuesto es libre).
Cerramos la olla y cocemos, el tiempo variará dependiendo del tamaño y calidad del garbanzo y del tipo de olla, así que como cada unos conocemos los tiempos de cocción de nuestra olla no os pongo tiempo.

2º- Mientras se cocina hacemos la oreja, para ello partimos la cebolla en brunoise (pequeños dados) y prensamos el ajo, si no disponemos de prensa ajos lo trocearemos muy pequeñito.

3º- Echamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos la cebolla y el ajo, añadimos la cayena, un poquito de sal y una pizca de pimienta.

4º- Cuando comienza a tomar color es el momento de incorporar el pimentón y la harina, rehogamos unos segundos para que no sepa a crudo y añadimos rápidamente parte del caldo de los garbanzos porque sino se podría quemar.

5º- Dejamos que rompa a hervir de nuevo y que se cocine unos 3 minutos, entonces añadimos la oreja que ya viene troceada y el perejil fresco picadito.
Movemos y cocinamos a fuego muy suave (para evitar que se pegue o se queme) durante unos 10-12 minutos más y ya estará lista para el último paso que no es otro que mezclarlo con los garbanzos que teníamos reservados.

6º- Una vez hemos añadido la oreja (con toda la salsa) a la olla de los garbanzos dejamos que se cocine el conjunto a fuego muy suave unos 10 minutos más.
Si está muy espesita la salsa podemos aligerar con un poco de agua y si está demasiado líquida dejamos a fuego medio-fuerte (vigilando que no se queme) para que se evapore y espese.

7º- Apartamos del fuego, comprobamos el punto de sal y dejamos reposar un par de minutos antes de servir.




¡ESPERO QUE OS GUSTE!

*Podéis usar garbanzos cocidos si os resulta más cómodo, en este caso tan solo debemos guisar la oreja (añadiéndola el comino a ella y sustituyendo el caldo de cocción de los garbanzos por agua) y después de eliminar el líquido donde vienen conservados los garbanzos y aclararles bajo el grifo con abundante agua les añadimos a la cazuela de la oreja.
No es lo mismo, eso está claro, pero puede resultar un apaño para los que disponéis de poco tiempo para cocinar.


Fuente de la receta: propia.

6 comentarios:

larosadulce dijo...

Que bueno. Madre mia estas recetas de pueblo son lo mejor. Un beso.

Manoli.madulcemenosalado dijo...

al venir la oreja adobada, seguro que le da un toque especial, y con garbanzos un guiso muy rico. bstos.

Maria Antonia Cantalejo dijo...

Que buena pinta, yo suelo hacerlo con rabo de cerdo pero con las orejas tendre que probarlo, bst

Sofia Pedraza dijo...

Que buena pinta, tienen que estar buenísimos.

Sofia Pedraza dijo...

Que rico! Es hora de merendar pero me comería un plato bien a gusto.

Chus dijo...

Ya me imagino yo que tienen que estar bien requetericos estos garbanzos con oreja. Tienen una pinta divina. Besos