Ensalada mediterránea de garbanzos


Esta ensalada mediterránea de garbanzos está tan rica y es tan fácil de hacer que te parecerá mentira no haberla descubierto hasta ahora (a mi me sucedió lo mismo, no te creas).

Parece mentira que combinando ingredientes sencillos obtengamos un resultado tan sublime, demos un rotundo sí al "menos es más" y rindamos modesto homenaje a las legumbres, que este año celebran su año internacional y que tanto pueden hacer por nuestra salud (tanto la física como la de nuestra cartera jajaja).


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


Un plato delicioso y muy completo, una comida salvada, sensación de bienestar y mucho tiempo libre serán algunas de las cosas que esta ensalada mediterránea de garbanzos traerá a tu vida cada vez que la prepares.



INGREDIENTES (para 4 personas)

· 1 bote de garbanzos cocidos
· 1 pimiento verde
· 1 cebolleta fresca
· Una lata de pimientos de piquillo asados
· 12 aceitunas negras sin hueso
· 8 huevos de codorniz

-Para el aliño:
· 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
· 3 cucharadas de vinagre de Jerez
· Tomillo
· Orégano
· Sal
· Pimienta negra recién molida



ELABORACIÓN


1. Pon los garbanzos en un colador, enjuaga bajo el grifo con abundante agua y escurre.
Reserva en un cuenco amplio para que quepan holgadamente el resto de ingredientes.

2. Cuece los huevos de codorniz en abundante agua con un puñadito de sal durante unos 4 minutos. Retira del fuego, pasa los huevos a un cuenco con agua bien fría (si es con cubitos de hielo mejor que mejor), espera unos minutos antes de pelarlos y reserva.

3. Pela y trocea en dados pequeños la cebolleta, trocea de igual manera los 2 tipos de pimiento, corta las aceitunas en aros y pon todo en el cuenco junto con los garbanzos.

4. Vierte todos los ingredientes del aliño en un bote con tapa (no seas tacaño con el tomillo y el orégano, son la clave de la receta), mezcla enérgicamente (con la tapa puesta, por supuesto jajaja) hasta que emulsione y añade al cuenco de los garbanzos.

5. Mezcla cuidadosamente, para no romper demasiado los garbanzos, con la ayuda de 2 cucharas y lleva a la nevera un mínimo de 30 minutos para servirlo bien fresco.

6. Sirve en cuencos individuales, coloca 2 huevos partidos por la mitad longitudinalmente sobre cada cuenco, riega con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, espolvorea una pizca más de tomillo y orégano y sirve este deliciosa y saludable ensalada mediterránea de garbanzos.


- Consejos -
Puedes añadir otros ingredientes como: maíz, atún en conserva, fiambre de pavo, queso feta, zanahoria rallada, pepino fresco etc. Si has asado pollo el día anterior y te ha sobrado, prueba a trocearlo o desmigarlo con las manos y verás que rico queda.
Si prefieres usar otro tipo de vinagre puedes hacerlo sin problema.
En caso de que dispongas de tomillo u orégano frescos te animo a usarlos porque le darán un sabor increíblemente bueno.



¡ESPERO QUE TE GUSTE!


Fuente de la receta: propia

Roll'eat, cuando diseño y sostenibidad van de la mano. Envoltorios reutilizables para alimentos


A estas alturas sobra decir que como no nos pongamos las pilas este planeta se va al traste, y en esto no valen excusas (como cuando necesitamos ponernos a dieta y no termina de llegar "el lunes") ni escudarnos en eso de "total ¿Qué voy a lograr yo solo/a?". Pues mucho ¡Puedes lograr mucho!
Está claro que si cada uno ponemos de nuestra parte, arrimamos el hombro y aportamos nuestro granito de arena, acabaremos haciendo una colosal montaña. Nuestro deber es fomentar la concienciación, dar buen ejemplo a los que lleguen detrás y dejarles un lugar decente donde vivir.
Si queremos que nuestros descendientes gocen de la naturaleza no queda otra.

Venga pues comencemos cuanto antes, en esta linea de pequeños-grandes gestos que podemos llevar a cabo a diario están los envoltorios y porta alimentos de la firma española Roll'eat.
Un adiós al "usar y tirar" en toda regla, Roll'eat es diseño, es practicidad, pero sobre todo es justo el respiro que tanto necesita el medio ambiente. Son envoltorios ecológicos para alimentos; bolsas para sandwich, fundas para bocadillos, porta snacks (para frutos secos, manzanas, galletas etc.) y bolsas donde llevar tus Tupper para comer en el trabajo o pasar un estupendo día en el campo de picnic con la familia.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]

Todo absolutamente lavable, con una gama de colores muy bonita, estampados variados (aptos tanto para peques como para mayores) y muy buenos precios. Te recomiendo entrar en la tienda de Roll'eat y comprobarlo, verás como inmediatamente te conviertes en fan de esta eco empresa y te entran unas ganas locas de abandonar al traicionero y nada ecológico rollo de papel de aluminio en una gasolinera (seguro que él sí lo haría jajajajajaja). Los bocatas de tus hijos, tu aperitivo "quita gazuza de media mañana en la oficina" o los Tupper para los interminables días de playa en plan "Cuéntame", te lo agradecerán seguro.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]
[pincha en la foto para ampliar la imagen]


¿Cómo usarlo? Muy sencillo, observa:


 






Con Roll'eat cuidas el medio ambiente mientras disfrutas y además vas a la moda por poco dinero ¿Se puede pedir más? Yo creo que no.

Facebook Roll'eat
Twitter Roll'eat
Instagram Roll'eat

Sopa de lentejas "Chorba Dial Eadas". Receta marroquí de lentejas con especias


Hoy te traigo una aromática receta de lentejas especiadas, esta sopa de lentejas marroquí es 100% vegetal y absolutamente recomendable para dar un toque exótico a tu cocina. Te van a gustar, lo sé, y no es que me las esté dando de lista jajajajajaja, te lo prometo. Es simplemente porque resulta una combinación tan sutil y agradable que incluso los que se auto definen como "poco amigos de las mezclas raras", quedan gratamente sorprendidos y hasta repiten.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


En realidad, su apariencia debe ser más caldosa pero en casa preferimos la legumbre con el caldo más espeso por eso adapto el plato a nuestro gusto. Si no te importa ese aspecto y prefieres amoldarte a la receta tradicional, tan solo debes añadir más cantidad de agua de la que he puesto yo. Quedarán perfectas.

En este 2016, Año Internacional de las Legumbres, honremos a este delicioso alimento y usemos diferentes variedades y de distintas maneras. Nuestro bolsillo y nuestra salud agradecerán que incluyamos más legumbres en nuestra cesta de la compra, seguro.



INGREDIENTES

· 400 gr de lentejas variedad "pardina"
· 1 cebolla
· 2 zanahorias
· 2 ramas de apio
· 4 dientes de ajo
· 400 gr de tomate natural triturado
· 20 gr de cilantro fresco
· 5 gr de comino molido
· 5 gr de pasta de tamarindo*
· 5 gr de cúrcuma
· 5 gr de pimentón de la Vera (dulce)
· 3 gr de canela en polvo
· Una pizca de copos de chile o cayena
· 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
· Sal
· Pimienta negra recién molida
· Agua

-Para rematar el plato:
· Perejil fresco picado
· Limón (zumo y ralladura)




ELABORACIÓN


1. Pela, parte longitudinalmente y retira el "corazón" de las zanahorias**, después trocea en cubos.
Pela y trocea también la cebolla. Parte el apio en rodajitas (si las ramas que vas a usar son demasiado gruesas tendrán hilos, elimínalos como harías con unas vainas verdes de judias). Pela y trocea los dientes de ajo. Reserva todo un momento.

2. Pon el aceite en una olla amplia y lleva al fuego (temperatura media-alta), añade la cebolla, las zanahorias troceadas y el apio. Saltea durante unos 5 ó 6 minutos.

3. Incorpora el ajo, el cilantro finamente picado, el comino, la cúrcuma, el tamarindo (si no lo encuentras no te estreses, no pasa nada), el pimentón y la canela. Mezcla y saltea durante unos minutos más.

4. Pasados unos 4 ó 5 minutos es el momento de que añadas los copos de chile, la sal, la pimienta negra y el tomate. Mueve y mantén a fuego fuerte un par de minutos más.

5. Agrega las lentejas y el agua, yo puse 1 cuenco de lentejas (400 gr) y 5 cuencos de agua, pero si quieres puedes añadir más para que el resultado sea más caldoso y se asemeje totalmente a una sopa.
Lleva a ebullición, tapa y cocina a fuego fuerte durante 45 minutos.

6. Pasado ese tiempo destapa y prueba para comprobar el punto de sal por si hiciera falta rectificarlo.
Retira del fuego, deja reposar unos minutos y sirve en cuencos individuales con perejil fresco picado, ralladura de limón y una rodaja o gajo del cítrico para que cada comensal añada unas gotas de zumo.
Si lo deseas puedes llevar a la mesa un poquito de aceite de oliva virgen extra para que cada uno se ponga también un hilo antes de comenzar a disfrutar de esta deliciosa y saludable sopa de lentejas.


*yo compré el tamarindo en pasta en una tienda de productos orientales
**al parecer en Marruecos es una práctica habitual que evita el posible amargor de las zanahorias, yo lo hice y te diré que me ha gustado el resultado, así que me quedo con el truco.

¡Espero que te guste!


Fuente de la receta: Cocina marroquí de Canal Cocina


Huevos a la escocesa (Scotch eggs). Receta de huevos escoceses


Seguro que te suenan, cuando ves por primera vez la imagen de los huevos a la escocesa o huevos escoceses es difícil olvidarla y muy complicado e improbable que el deseo de probarlos te abandone.

En principio pueden parecer complicados de hacer pero que va, nada más lejos de la realidad. Se hacen en un momento y quedan muy buenos, además no necesitarás ingredientes sofisticados ni ser un experto en la técnica del rebozado.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]



El resultado será magnífico a poco que te esfuerces, conseguirás 4 estupendos huevos a la escocesa que junto con una ensalada conformarán una comida o cena estupenda. A la hora de servir, con un huevo por persona será más que sufiente, los huevos a la escocesa son contundentes y llenan bastante.

¿Nos ponemos con ellos? Venga, pues te cuento lo que vas a necesitar:


INGREDIENTES (ingredientes para 4 personas)

-Para los huevos cocidos
· 4 huevos 
· Agua 
· Sal 

- Para el resto de la receta
· 400 gr de salchichas frescas*
· Harina
· 1 huevo batido
· Pan rallado**
· Una pizca de sal
· Una pizca de ajo en polvo
· Una pizca de pimienta negra
· Aceite de oliva suave o girasol


[pincha en la foto para ampliar la imagen]

ELABORACIÓN


1. Lo primero que debes hacer es poner abundante agua a hervir en un cazo y añadir un puñadito de sal. Cuando el agua comience a hervir añade los huevos uno a uno con la ayuda de una cuchara para depositarlos en el agua lo más cuidadosamente posible. Cuece durante tan solo 6 minutos para mantener la yema cremosa. Saca del agua y pasa a un cuenco con agua bien fría (si añades cubitos de hielo mucho mejor) para interrumpir la cocción y que quede la yema cremosa. Reserva.

2. Pon la carne de las salchichas en un cuenco (si tienen piel debes eliminarla) e incorpora; una pizca de sal, una pizca de pimienta negra (a poder ser recién molida) y un poquito de ajo en polvo.
Mezcla con las manos bien limpias o con un tenedor y reserva también.

3. Corta unos cuadrados de film transparente y úntalos con una gota de aceite.

4. Divide la carne de las salchichas que acabas de condimentar en 4 porciones iguales, 100 gr cada una. Reserva.

5. Pela los huevos, que a estas alturas ya estarán fríos, con mucho cuidado porque al estar poco cocidos son muy delicados y se rompen con facilidad.

6. Extiende cada porción de carne sobre una lámina de film transparente, cubre con otra lámina y extiende con un rodillo o con las manos. Debe quedar una especie de hamburguesa (más fina ¡Eh!) de carne de un grosor homogéneo (para que después al freír se cocine la carne de manera uniforme) ni demasiado finita (o se romperá y resultará imposible envolver los huevos con ella) ni demasiado gruesa (ya que al cubrirlo de rebozado quedaría un "mazacote" de carne crudo e incomible).
Haz lo mismo con las 3 porciones de carne restantes.

7. Pasa cada huevo por un poquito de harina, toma una lámina de carne en la palma de la mano, coloca el huevo sobre ella y pliega los bordes hasta conseguir formar una esfera u óvalo (la forma que prefieras o que te salga, como en mi caso jajajajaja). Debes conseguir cubrir totalmente el huevo y que quede lo más cerrado y compacto posible. No es difícil, es cierto que es una operación delicada, pero no es para nada complicado.

8. Pasa cada uno por harina y sacude el exceso, rebózalo en huevo batido y termina con una capa fina de pan rallado.

9. Pon abundante aceite en un cazo que sea alto pero de pequeño diámetro, para que durante la fritura los huevos estén completamente sumergidos. Lleva al fuego y cuando el aceite esté bien caliente comienza a freírlos de uno en uno.
Debes vigilar y controlar la temperatura de la fritura, es casi lo más importante en esta receta, para evitar que se dore demasiado deprisa y el interior quede crudo, si el aceite está demasiado caliente o que se "cuezan" y absorban una cantidad indecente de aceite y no quede un rebozado crujiente, si el aceite está frío durante todo el proceso.

10. Sácalos cuando creas que están listos y ponlos en un plato con papel de cocina absorbente para que dejen allí el posible exceso de aceite. Sirve estos deliciosos huevos a la escocesas inmediatamente acompañados de tu ensalada favorita o unas patatas chips caseras ¡Verás que bueno!


Consejos:
· Si no te gusta demasiado la yema fluida, cocina los huevos 2 ó 3 minutos más en el primer paso de la receta, así quedará completamente cuajada pero seguirá estando jugosa y apetecible.
· Puedes precalentar el horno a 180º ó 190º mientras fríes los huevos y después meterlos unos 10 minutos aproximadamente una vez están dorados, haciendo esto te asegurarás de que la carne esté cocinada completamente.


*yo he usado una bandeja de salchichas frescas de Mercadona que ya vienen sin piel. También puedes optar por carne picada (de cerdo y ternera si te apetece) y aderezarla a tu gusto.
**puedes optar por aromatizarlo con hierbas secas (orégano, tomillo etc.) e incluso una pizca de pimentón dulce o picante si te apetece darlos un toque "adulto".


¡Espero que te guste!

Fuente de la receta: propia.


Actifry Express Snacking, la nueva freidora sin aceite. Cocina más saludable


Las freidoras sin aceite aparecieron en nuestras vidas y enseguida revolucionaron nuestras cocinas, resultan absolutamente recomendables para aquellas personas que necesitan (o simplemente buscan) comer de forma más saludable.
Son una práctica opción que podemos encontrar en el mercado desde hace un tiempo, cada vez en versiones más mejoradas, y que hoy os recomiendo nuevamente. Aunque es cierto que este tipo de electrodoméstico no es precisamente barato, cuando compras una freidora sin aceite estás invirtiendo en salud, lo cual las convierte en una inteligente elección y en una forma clara de cambiar nuestras costumbres y por lo tanto mejorar nuestra dieta.

Además si decides comprar una freidora sin aceite podrás elaborar innumerables recetas, no solo frituras, por lo que sacar todo el partido a tu nueva freidora dietética será pan comido.
Podrás preparar aperitivos, platos principales de verduras, cerdo o ternera, pollo, pavo o diferentes pescados, incluso postres ¡Saca tu lado más creativo y disfruta cuidándote!

En este post me centraré en hablarte sobre la nueva freidora Actifry Express Snacking de Tefal, que nos permite freír hasta 1 Kg de patatas fritas en menos de 30 minutos gracias a su Actifry Express Technology que hace que sea un 30% más rápida.




Cocina sano y delicioso con solo una cucharada de aceite, verás como agradeces liberarte de la desagradable sensación "grasienta" que acompaña a ciertos platos. Libérate de las calorías de más sin perder un ápice de sabor ni de textura en tus recetas, porque comer ligero no tiene que ser sinónimo de comer soso o tristón.




Decídete por el plan definitivo para cuidarte a diario sin renunciar a pequeños placeres como unos fritos crujientes y dorados aprovechando el accesorio snacking frituras ligeras que viene con la freidora Actifry Express Snacking.
Tus rebozados nunca volverán a ser los mismos, reconcíliate con las empanadillas, por cierto ¿Cuántos años hace que no comes una?




¡Come sano, come de todo, come sin culpa!


*PVP recomendado: 219€

#tefal60años #tefaltatefal

Jerez de los Caballeros, una joya en el corazón de Extremadura. XXVII Salón del Jamón Ibérico


Tres años han transcurrido desde que visité por primera vez esta bonita ciudad pacense. Tres años desde que al bajarme del autobús que nos llevaba a Jerez de los Caballeros desde Madrid (en mi caso desde Santander), sentí una agradable "bofetada" de calor que me gustó tanto que jamás olvidaré. Es lógico que aquellos 29ºC de primeros de mayo emocionasen a una persona del norte como yo, admiradora del sol extremeño desde la primera vez que lo sentí caer implacable sobre mi piel unos cuantos años atrás.

Su cielo azul, su sol brillante, sus empinadas y empedradas calles cuajadas de pequeñas y blancas casitas pegadas unas a otras, sus bonitos balcones llenos de cuidadas flores y sus monumentos, testigos mudos de la intensa historia en la que se ha visto inmerso el pueblo jerezano, hicieron el resto. Me enamoré irremediablemente de Jerez, de su luz, de sus leyendas sobre Caballeros Templarios, de sus amables gentes y por supuesto de su magistral forma de transformar en jamón o embutidos y de cocinar el cerdo ibérico.


Ver anochecer desde la Alcazaba de Jerez de los Caballeros es algo que no olvidarás fácilmente, un momento mágico.


Mis visitas a Jerez siempre coinciden con la celebración, el primer fin de semana de mayo, del Salón del Jamón Ibérico. En esta ocasión cuando llegamos a la villa jerezana acababan de inaugurar su XXVII edición. Una interesante e intensa muestra donde profesionales y público en general conviven en torno a los diferentes productos derivados del cerdo ibérico, mucho que ver y que catar.

Con una cuidada agenda cargada de actividades y muchas ganas de disfrutar, estábamos en Jerez de los Caballeros un año más. Esta vez el tiempo no nos acompañó, el sol brillaba sí, pero por su ausencia (jajajajajajaja).
Aún así para mi, Jerez no perdía ni un ápice de su encanto.
Entre los planes que habían elegido para nosotros estaban una visita al secadero de jamón ibérico "El Bellotero", jornada en la dehesa con un delicioso almuerzo en Cortijo La Margarita y paseo por el campo incluidos (¡Que a gusto estuvimos! Muchísimas gracias por todo, Antonio), visita turística nocturna por Jerez de la mano de Temple Tour (una maravilla que sin duda os recomiendo porque estos chicos son encantadores y super profesionales), degustación de dulces típicos en la "Pastelería Canela" (si pasas por Jerez no puedes irte sin probar su delicioso Bollo turco ¡Es mítico!), cena en el emblemático "Bar-Restaurante Kapi" (riquísimo todo, nos trataron como a reyes) etc.



Imposible estar más a gusto que compartiendo conversación y platos típicos de la zona con nuestros anfitriones en el Cortijo-Finca La Margarita, una maravilla de almuerzo.


Quesos de la zona, me encantaron, el más cremoso está elaborado con leche 100% de cabra y es una delicia.
Se llama "La Sota" y es de la Quesería López Laserna de Barcarrota (Badajoz), si puedes conseguirlo te recomiendo que lo pruebes porque es muy especial y está muy, muy rico.


Está claro que en Extremadura tienen un don innato para preparar la carne de cerdo ibérico, hacen que cada corte sea delicioso ¡Allí si que se cumple eso de que "del cerdo hasta los andares"!


Los gurumelos (Amanita ponderosa), hongos endémicos del sur de Extremadura y Huelva, en el "Bar-Restaurante Kapi" los preparan extraordinariamente bien. 


Revuelto de espárragos trigueros, delicioso, también del "Bar-Restaurante Kapi" en Jerez de los Caballeros.


Castañetas o Castañuelas, son las glándulas salivares mandibulares del cerdo, por si solas bien valen un viaje hasta Jerez.
¡Están muy ricas! Si vas al "Kapi" no te marches sin probarlas.


Creo que en ningún otro lugar de este planeta un desayuno me sepa mejor, tan sencillo y tan rico; pan recién tostado, tomate natural rallado, aove y jamón ibérico. No necesito más, bueno sí, una terraza, un café, buena compañía y el sol jerezano.


Tienes que visitar Jerez de los Caballeros, pasear sus calles (en serio te recomiendo a los chicos de Temple tour como guías, son unos cracks), conocer sus monumentos, hablar con los jerezanos, acercarte a la dehesa y respirar la paz del campo, disfrutar de un atardecer desde lo alto de la Alcazaba, reponer fuerzas probando su deliciosa gastronomía, tomarte una copa en una terracita y regresar por aquí para decirme lo mucho que te ha gustado la experiencia. Te espero.


Iglesia de San Bartolomé, Jerez de los Caballeros.


Imagen de la dehesa extremeña, sí tienes razón, faltan los cerdos ibéricos. Pero es que esta vez andaban en la otra punta de la finca, se ve que con la lluvia no tenían muchas ganas de fotos. 


Vista nocturna desde la Alcazaba de Jerez, no me negarás que es ideal para un paseito romántico a la luz de la luna jerezana.



#SJamón16 #RVContigo