Picadora Chop Chop de Kuhn Rikon®


Hay gente que nace con un don y yo todavía ando buscando el mío...
Eso es lo que pienso cada vez que cojo un cuchillo entre las manos y me dispongo a cortar cualquier tipo de verdura u hortaliza (por cierto, recuerdos al equipo de urgencias que me atendió en el Hospital Marqués de Valdecilla cuando estrené el cebollero cerámico, sé que me leéis desde entonces y os lo agradezco jajaja).
Que conste que no es broma, el caso es que lo mío con los cuchillos no es una relación fácil, soy una "acelerada" y ya se sabe las prisas nunca fueron buenas consejeras.

Por eso desde que tengo la Picadora Chop Chop de Kuhn Rikon en casa, mis dedos (que a punto de convertirse en muñones andaban los pobrecillos) están mucho más seguros y felices.
Una picadora manual en la que el motor somos nosotros pero que funciona de manera impecable.
En este vídeo podéis ver perfectamente sus componentes y como trabaja.




Jamás y digo JAMÁS creí que iba a usar un utensilio picador de una forma tan compulsiva, lo uso para todo. Pico ajo y cebolla para sofritos, pimientos verde y rojo o encurtidos (pepinillos, cebolletas, aceitunas sin hueso) para vinagretas, hierbas aromáticas (perejil, cilantro, cebollino...)
Usarlo es tan sencillo como poner los ingredientes en el recipiente, colocar la tapa y tirar de la cuerda tantas veces como picado queramos que quede, es decir, controlamos en todo momento el tamaño de los trocitos hasta que conseguimos el punto que más nos gusta o que simplemente necesitemos.


         

Creo que tirar de esa cuerdecita ejerce un poderoso influjo sobre mi, es adictivo os lo prometo, casi me atrevería hasta deciros que da gustirrinin...jajaja
No en serio, pica extraordinariamente bien, sus afiladas cuchillas hacen un buen trabajo y encima es de Kuhn Rikonmarca suiza sinónimo de confianza y materiales de alta calidad.




Como accesorio trae una práctica tapa que nos permite guardar lo que nos sobre de una manera super cómoda, solo debemos colocarla y llevarlo al frigorífico, se conservará perfectamente libre de olores de otros alimentos.




Para finalizar contaros que preparo un guacamole perfecto de una forma fácil e increíblemente rápida, os dejo la receta por si os apetece probar;
En primer lugar tenemos que picar (estirando el mecanismo de tiro las veces que creamos) la cebolla, el tomate, jalapeño (o chile serrano si le encontráis) y el cilantro. Después incorporar el aguacate, unas gotas de zumo de lima y la sal. Le damos unos cuantos "meneos" más y listo para disfrutar.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!