TORRIJAS DE NAVIDAD (tostadas)


Típicas en Cantabria durante las Navidades, en ninguna casa faltan estos días, aunque aquí lo habitual es llamarlas "Tostadas", o al menos así es como siempre se han conocido en mi familia.
Ricas y muy fáciles de hacer, nos traen excelentes recuerdos de "casa de la abuela", ellas las bordan.






En la mayoría de las recetas después de freírlas se sumergen en un almíbar ligero, a nosotros en casa no nos gustan así, por eso en mi receta tan solo las espolvoreamos con un poquito de azúcar y canela.


INGREDIENTES

· 1 barra de pan de torrijas
· 1 litro de leche entera
· 6-8 cucharadas soperas de azúcar 
· 1 palo de canela
· Cáscara de limón 
· 2 huevos
· Aceite de girasol
· Azúcar moreno y canela en polvo


ELABORACIÓN

1. Pon la leche junto con el palo de canela y la piel de limón (que habrás lavado y pelado cuidadosamente para que no lleve nada de la parte blanca) en una cazuela y lleva a ebullición a fuego fuerte, espera hasta que rompa a hervir, en ese momento baja el fuego e infusiona durante unos 6-8 minutos.
Es importante que tengas cuidado y bajes el fuego para que no se "agarre" la leche a la cazuela ya que después tendría un sabor muy desagradable.

2. Una vez ha infusionado vierte en una fuente amplia y deja que pierda temperatura, retira el palo de canela y la cáscara de limón.

3. Parte la barra de pan en rebanadas de unos 2 cm.

4. Ve sumergiendo esas rebanadas en la fuente donde tienes la leche para que se empapen bien y después queden muy jugositas, yo lo hago en tandas para evitar que remojen demasiado y lleguen a romperse.

5. Mientras empapa la primera tanda de rebanadas bate los huevos en un plato y pon abundante aceite en una sartén para que vaya calentando (después, durante la fritura, será necesario cambiar el aceite y ponerlo limpio para que queden perfectas, ya que se llena de impurezas y éstas se van quemando)

6. Saca las rebanadas de la leche con la ayuda de una espumadera, deja que escurra un poquito el exceso de líquido y pasa cuidadosamente por el huevo batido.

7. Lleva a la sartén y fríe hasta conseguir que estén doradas por ambos lados, pon muchísima atención para que no se quemen.

8. A medida que están listas ve sacándolas a un plato que habrás cubierto con papel de cocina absorbente y mientras aún están calientes espolvorea con una mezcla de azúcar moreno y canela en polvo.

9. Deja reposar unos minutos mientras preparas café o chocolate caliente. Aunque con un vino dulce también están de lujo, elije su opción favorita.


¡ESPERO QUE OS GUSTEN!

Fuente de la receta: propia.


4 comentarios:

CHARO dijo...

no sabía que también fueran típicas para Navidad. A mi me encantan, y no entiendo cómo puede haber cosas que sólo se coman unos ciertos días al año

Cuky´s Cookies dijo...

¡¡Me encantan!! Aquí en Asturias, también suelen hacerse, pero no en Navidades, digamos que todo el año. Es uno de los postres de mi abuela y siempre le salen riquísimas!
Me encantan estos postres tan de abuela, están tan buenos y son tan tradicionales!
Tienen una pinta buenísima =)
Un besote!

MARIAN dijo...

Me encantan, pero siempre me las habían hecho. Así que me apunto tu receta y las hago.
Un besito

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo tostadas y en navidad en Cantabria. Hacia mi abuela una fuente de ellas