Tournedó de pechuga de pollo en escabeche


Hoy cocinamos un escabeche de pollo, muy práctico para tener en la nevera y utilizar a la hora de preparar las tan apetecibles y socorridas ensaladas. A mi es como más me gusta usarlo.
Aunque otra opción es presentarlo como plato principal, acompañado de la verdura que también hemos escabechado y que queda realmente deliciosa.






Veréis  que "puntito" tan rico le da el bacon, parece mentira que con un detalle tan bobo consigamos preparar un escabeche sencillo y buenísimo.
Seguro que no entre vuestros comensales no caerá en el olvido y os reclamarán que lo hagáis en más de una ocasión.



INGREDIENTES


· 1 pechuga de pollo
· 8 lonchas de bacon (yo he usado de pavo)
· 1 cebolla
· 4 dientes de ajo
· 1 manojo de espárragos verdes*
· 2 zanahorias
· 500 ml de aceite de oliva virgen extra
· 250 ml de vinagre de vino blanco
· 250 ml de vinagre de manzana
· 2 hojas de laurel
· 1 ramita de romero 
· 1 ramita de tomillo
· 15 granos de pimienta negra
· Sal

- Palos de brocheta


ELABORACIÓN


1. Partimos cada media pechuga por la mitad y rodeamos cada trozo resultante con 2 lonchas de bacon de manera que el contorno quede totalmente cubierto, pinchamos un palo de brocheta para que se mantenga.

2. Salpimentamos y doramos (por ambos lados) en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

3. Mientras se dora, preparamos la verdura, para ello; retiramos la parte leñosa de los espárragos (los 2 ó 3 centímetros del final) y separamos el tallo restante de las puntas, pelamos las cebolla y partimos por la mitad y después en "medias lunas" gruesas, lavamos un poquito los dientes de ajo (les usamos sin pelar) y finalmente pelamos las zanahorias y partimos en trozos gruesos.

4. Ponemos en una cazuela alta el aceite de oliva, los dos tipos de vinagres, las verduras, las hojas de laurel, el tomillo, el romero, los granos de pimienta y una pizca de sal.
Llevamos a ebullición.

5. Cuando comienza a hervir, añadimos cuidadosamente los tournedós, tapamos y cocinamos durante unos 40 minutos.

6. Pasado ese tiempo, estará listo para servirlo como más nos guste aunque os recomiendo un periodo de reposo (o "reflexión" jajajaja) para que los sabores se asienten y disfrutemos de todo su potencial.


* mejor si son gruesos, la textura resultante será mucho más adecuada. Los míos eran demasiado finos y para mi gusto quedaron pasados de punto.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.



3 comentarios:

MFe dijo...

No es que me guste, sino que ME ENCANTA!!! tiene que estar buenísimo !!

Bss.

asj dijo...

Me llaman mucho la atención los escabeches y el tuyo se ve una delicia.

besos

Ana Melm dijo...

La verdura escabechada es una auténtica maravilla, a mí me chifla y la uso habitualmente de guarnición... pero es verdad, es muy poco conocida.