Albóndigas de salchicha con pasta. Cómo hacer albóndigas de salchicha


A todos nos llaman la atención esos platos de pasta con bolitas de carne o "meatballs" que aparecen en las películas americanas. Con tan buen aspecto, tan colocaditas ellas sobre unos apetitosos espagueti que chorrean una deliciosa salsa de tomate, te apetecería hincarlo el diente aunque hayas terminado de cenar hace un momento ¿Verdad? jajajajaja

Bueno, pues hoy vamos a preparar nuestra versión canalla de este famosa receta de pasta, muy fácil de hacer porque lleva truco y absolutamente deliciosa.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]



INGREDIENTES

· 250 gr de pasta larga (espagueti, tallarines, nidos etc.)
· 2 salchichas frescas gruesas o 6 si son pequeñas
· 1 cebolla pequeña
· 2 dientes de ajo
· 1 rama de apio pequeña
· Pimiento (yo he usado unos pequeñitos rojos y naranjas que he comprado en Carrefour)
· 1 cucharada sopera de tomate concentrado
· 1/3 de vaso de vino blanco, brandy o vermú, lo que tengas a mano (vaso pequeño)
· 1/2 vaso de agua*
· 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
· Una pizca de curry (muy poca cantidad, es solo para dar un leve toque)
· 1/2 cucharadita de semillas de hinojo
· Sal
· Pimienta negra recién molida
· Una pizca de azúcar moreno (depende de la acidez de la salsa)
· Queso parmesano
· Albahaca fresca


ELABORACIÓN

1. Con las manos bien limpias saca la carne del interior de la tripa o piel de las salchichas y forma pequeñas bolas, del tamaño de una nuez (pequeña) aproximadamente.

2. Pon el aceite en una olla o sartén alta (ten en cuenta que terminaremos la receta aquí por lo que debes calcular que su tamaño sea suficiente para que quepa la salsa y la pasta) y comienza a saltear las bolas de carne.

3. Pela y parte la cebolla en medias lunas, pela y prensa el ajo, parte lo más que pequeño que puedas el apio y finalmente trocea el pimiento en aros y elimina sus semillas.
Añade a la olla cuando las albóndigas de salchicha estén bien doradas.
Saltea a fuego fuerte durante al menos 6 minutos.

4. Es el momento de incorporar las semillas de hinojo, la pizquita de curry, la sal y la pimienta negra.
Mezcla y añade el tomate concentrado (puede que tengas que añadir en este punto una pizca de azúcar si la salsa tiene demasiada acidez). Saltea un par de minutos y, manteniendo a fuego fuerte, vierte el vino blanco, deja que se evapore el alcohol e incorpora el agua.
Baja el fuego y cocina destapado mientras cueces la pasta.

5. Cocina la pasta que hayas elegido en una olla con abundante agua y un poquito de sal, siguiendo las instrucciones del fabricante para que te quede en su punto, osea "al dente".

6. Escurre la pasta y mezcla inmediatamente con la salsa, mueve cuidadosamente para no romper las albóndigas.
Manten un par de minutos a fuego muy suave y ya estará listo.

7. Sirve bien caliente con hojas de albahaca frescas por encima y una generosa ración de queso parmesano rallado.


¡ESPERO QUE TE GUSTE!



- DUDAS, CONSEJOS -

¿Puedo sustituir el tomate concentrado por salsa de tomate?
Sí, puedes sustituirlo por salsa de tomate casera sin ningún problema, lo único que en este caso no necesitarás añadir el medio vaso de agua que aparece en la lista de ingredientes.

¿Si no me gusta el apio puedo eliminarlo?
Puedes eliminarlo, sí. Aunque te animo a que lo intentes introducir en tu cocina poco a poco ¡Verás como termina pareciéndote imprescindible!

No tengo semillas de hinojo ¿Dónde puedo comprarlas?
En grandes superficies con sección de productos dietéticos o una zona de especias amplia, las encontrarás sin problema. Sino puedes comprarlas en un herbolario, ahí las encontrarás seguro.
En todo caso merecerá la pena el esfuerzo que te suponga buscarlas, son deliciosas en infinidad de recetas. A la carne de cerdo le van de lujo, por ejemplo.


Fuente de la receta: propia.