Bizcocho de calabacín. Receta fácil y deliciosa


¡No sabe a calabacín! Eso es lo primero que quiero aclarar para que no os invada el desánimo y continuéis leyendo , que ya he visto salir corriendo a un par de ellos con solo ver el nombre de la receta jajajajaja.

De verdad, queda estupendo, jugoso y con un delicioso y aromático toque de especias.
Además, como la mayoría de los bizcochos, hacerlo no tiene ninguna ciencia. Tan solo debes conocer un poquito tu horno para darle el punto de cocción perfecto, únicamente eso.

Este original bizcocho de calabacín acompaña de manera impecable a una taza de café o té, lúcete en la próxima merienda que organices en casa. Dejarás a todos boquiabiertos cuando cuentes que el calabacín es uno de sus ingredientes principales.







INGREDIENTES

· 300 gr de calabacín [sin pelar]
· 280 gr de harina integral
· 350 gr de azúcar
· 250 ml de aceite de oliva [yo he usado virgen extra]
· 3 huevos grandes
· 75 gr de pistachos pelados [podéis sustituirlo por; nueces, avellanas, almendras etc.]
· 1/2 sobre de levadura Royal
· Una pizca de sal
· 1/2 cucharadita de canela en polvo
· Una pizca de nuez moscada
· Una pizca de jengibre en polvo [opcional]



ELABORACIÓN


1. Enciende el horno, programa 180º, arriba y abajo o, si tu horno dispone de esa función, con aire como hice yo.

2. Pela y machaca los pistachos o los frutos secos que hayas elegido. Puede ser una mezcla de distintos tipos. Reserva.

3. Pesa y tamiza la harina, mezcla con la levadura, la sal, la canela, la nuez moscada y el jengibre [en caso de que hayas decidido ponerlo, cosa que te recomiendo]. Reserva también.

4. Bate los huevos con el aceite y el azúcar hasta conseguir una mezcla blanquecina, tardarás unos 8 minutos así que te resultará mucho más fácil y cómodo hacerlo con una batidora de varillas o un robot.

5. Añade a esta crema los ingredientes secos que teníamos tamizados y reservados, hazlo con la ayuda de una espátula, suavemente y con movimientos envolventes.

6. Finalmente incorpora el calabacín [que habrás lavado cuidadosamente y rallado con un rallador fino] y los pistachos, mezcla bien de nuevo.




7. Vierte la mezcla en un molde engrasado y enharinado o rociado con spray desmoldante y lleva al horno durante aproximadamente 45 minutos. Pasado ese tiempo comprueba con una brocheta que esté hecho, saca del horno, espera un par de minutos para no quemarte y desmolda sobre una rejilla para que termine de enfriarse.


- Consejos -

Para asegurarnos de que el calabacín que vamos a usar no sepa amargo [cosa que arruinaría el resultado de nuestro delicioso bizcocho] te aconsejo que cuando lo estés rallando pruebes una pizca de calabacín.

En la receta original el autor remata este delicioso bizcocho de calabacín con un glaseado de zumo de limón y azúcar glass. A mi me parece que está riquísimo así y que no necesita más "adornos" pero por supuesto te animo a que pruebes y decidas cuál es tu versión preferida.



¡ESPERO QUE TE GUSTE!

Fuente de la receta: David Lebovitz.

3 comentarios:

Migas en la mesa dijo...

Me encanta. Sobre todo cuando le dices a la gente que es de calabacín una vez se lo ha comido xD xD xD yo le añado cacao en polvo y es lo más ver las caras cuando lo cuento

Yolanda - Magdalena de Chocolate dijo...

Joooo tiene una pinta estupenda!! Yo solo intenté hacer una vez un bizcocho de calabacín con chocolate... pero sabía a calabacín ¬¬ y no lo he vuelto a intentar... pero con tu receta seguro que me animo!! :D
Un beso!

Anónimo dijo...

mira a ver si le mandas al jefe un poquito para probar..............