Pipe rigate al tapenade


Pasta, tomate, aceitunas negras, alcaparras, anchoas, aceite de oliva virgen extra (de Santoña ¡Por supuesto!), orégano etc. Que buena compañía se hacen los unos a los otros.

Os propongo una receta que combina todos estos ingredientes y alguno más, y que resulta un festival de sabores. Dejad los prejuicios de lado, olvidad que no os gustaron las alcaparras aquella vez que las probasteis o que vuestras aceitunas favoritas son las verdes porque las negras tienen un sabor característico que no acaba de seduciros.

De verdad, confiad en mi. Ya os he contado que hasta hace cuatro días la tapenade no me gustaba nada y ahora me encanta, como vendréis observando por lo pesadita que me estoy poniendo últimamente al publicar recetas que llevan esta salsa entre sus ingredientes.
Pero es que después de haberos insistido en que la probéis, lo mínimo que debo hacer es presentaros sugerencias para poder usarla sacándola el máximo partido, digo yo.





Como siempre es fácil, como siempre es rico y como siempre os animo a probarlo porque no os arrepentiréis.



INGREDIENTES

· Pipe rigati (o en su defecto, la pasta que más os guste)
· Salsa de tomate casera (receta aquí)
· Tapenade casero (receta aquí)
· Orégano
· Queso enmental rallado


ELABORACIÓN

1. Ponemos en una sartén la salsa de tomate (de verdad, es importante que sea casera o una comprada pero muy rica. Sino el plato perderá toda la gracia) y mezclamos con la cantidad de Tapenade que deseemos*.
Calentamos suavemente.

2. Cocemos la pasta al gusto, lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante.
Escurrimos y mezclamos con la salsa de tomate y tapenade.

3. Servimos, espolvoreamos una cantidad generosa de orégano y queso rallado ¡Y a disfrutar!


*
dependerá de la intensidad de sabor que busquemos.
Yo pongo una cucharadita de café por persona o por cada 100 gr de salsa de tomate aproximadamente, pero lo mejor es que probéis hasta conseguir la proporción que más os convenza.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.



1 comentario:

Ana Melm dijo...

Vaya! Que idea tan estupenda para el tapenade que me sobra a veces de los aperitivos... tomo nota.