Espagueti con almejas


Si, lo sé, últimamente me estoy poniendo un poquito pesada con el tema espagueti pero es que con ellos consigo recetas tan sencillas, económicas y agradecidas que no puedo resistirme.

De todos modos hoy para que no me echéis la bronca les voy a dar cierto aire de glamour con unas almejas y una buena dosis de ajo.
¡Eh! Para, para el carro Silvia ¿El ajo, glamour?...diréis.
Si, porque pese a quien le pese (sobre todo a Mrs. Beckham) el ajo es un buen compañero en nuestra cocina más tradicional y a los buenos compañeros nunca se les da de lado ¿No?
Bueno pues por eso y porque en muchas ocasiones aún tenemos que aprender a dar valor a lo nuestro, si hablamos de glamour metemos el ajo y punto jaja





INGREDIENTES (para 2 personas)

· 200 gr de espaguetis
· 500 gr de almejas
· 3 ó 4 dientes de ajo
· 1 tomate grande y bien maduro*
· 1 vaso de vino blanco (procuraremos que sea de cierta calidad)
· Agua
· Aceite de oliva virgen extra
· 2 hojas de laurel
· 1 cayena
· Perejil fresco 
· Una pizca de sal
· Una pizca de pimienta


ELABORACIÓN

1. Ponemos el vino blanco en una cazuela baja o sartén y llevamos al fuego, cuando empieza a hervir añadimos las almejas y esperamos a que se abran.
Vamos retirando a un plato (a medida que van abriendo)** donde las reservaremos mientras continuamos con el resto de la receta.

2. Colamos el caldo (me refiero a la mezcla de vino blanco + agua que han soltado las almejas) con la ayuda de un colador de malla muy fina y una estameña.
Reservamos también.

3. Pelamos y laminamos los dientes de ajo, les ponemos a freír en una sartén grande (tiene que ser bien amplia porque acabará albergando todos los ingredientes) con un chorro generoso de aceite de oliva virgen y la cayena.

4. Cuando el ajo comienza a tomar color añadimos el tomate rallado, cocinamos a fuego fuerte durante unos 5 ó 6 minutos. Salpimentamos al gusto (hay que ser prudentes con la sal porque después vamos a añadir el agua que han soltado las almejas)

5. En el momento que vemos que la salsa comienza a concentrarse añadimos el caldo de las almejas, mezclamos bien y bajamos el fuego.

6. Ahora tan solo nos queda cocer los espagueti en abundante agua con las hojas de laurel y una pizca de sal. Retiramos cuando están al dente, escurrimos bien, eliminamos el laurel y reservamos (sin refrescar la pasta bajo el grifo).

7. Añadimos las almejas y abundante perejil fresco picado a la salsa, mezclamos e incorporamos la pasta.
Nos ayudamos de dos cucharas para mezclarlo todo cuidadosamente y cocinamos un par de minutos más a temperatura media-baja para conseguir una perfecta armonía en los sabores.
Servimos inmediatamente y disfrutamos.
Con un copa de vino blanco son una delicia que os hará quedar de lujo por poquito dinero ante vuestros invitados.


*El tomate que usé no estaba lo suficientemente maduro y por eso veis en la imagen poquito color rojo, pero os prometo que lo tiene.
**Si alguna almeja no termina de abrirse es mejor desecharla ya que podría estar en mal estado y arruinar nuestro plato y lo que es peor, dar un disgusto a nuestro estómago.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.


6 comentarios:

Ana Melm dijo...

Lo mismo si la pija de la Beckham comiera un poco de ajo se le quitaba el gesto ese de limón agrio que lleva a todas partes... yo que tú probaba a invitarle a un plato de estos!

Cocina con Ann dijo...

Una receta sana, rica y sencilla.

Anónimo dijo...

Que recetas mas ricas y económicas con los tiempos que corren, para no quejarse.


besos.

CHARO dijo...

mira tú por donde que yo pensaba que hacía tiempo que era seguidora tuya y no era así.... bueno, solucionado!! Por cierto, estos espaguetis estan de lujo total

Magdalena Troncoso dijo...

Nunca me canso de platos sencillos y económicos como este, riquisimo

Debora de lucas dijo...

muy ricos tus espaguetis ¡¡¡ a mi así me chiflan ¡¡¡ besotes