Guiso de garbanzos con ternera


Guiso de cuchara, rico, diferente, muy fácil de hacer y de resultado redondo.
Os animo a probarle porque inunda nuestra cocina de un agradable aroma que inmediatamente invita a sentarnos a la mesa y entrar en calor al ritmo de la  cuchara.




INGREDIENTES

· Unos 600 gr de carne de ternera
· Unos 450-500 gr de garbanzos ya remojados (en seco serían unos 250 gr)
· 2 zanahorias
· 3 ó 4 dientes de ajo
· 2 cucharadas de tomate frito (mejor si es casero)
· 1/2 vasito de vino blanco
· Agua (entre 900 y 1200 ml depende si lo queréis más o menos caldoso)
· Aceite de oliva virgen extra
· 1 hoja de laurel
· Una pizca de sal
· Mezcla de especias: (una pizca de cada)
 - Ajo en polvo
 - Cominos en grano
 - Cúrcuma
 - Pimienta negra
 - 1 clavo de olor
 - Cayena


ELABORACIÓN

1. Troceamos y salpimentamos la carne.

2. Ponemos un poquito de aceite de oliva en la olla rápida, los dientes de ajo pelados y partidos por la mitad y la hoja de laurel. Cuando el ajo comienza a tomar un ligero color (¡Cuidado que no se queme!) añadimos la carne y la doramos, será mejor hacerlo en dos tandas.

3. Un vez hemos dorado toda la carne (tendremos las dos tandas reservadas en un plato) echamos el vino blanco en la olla y dejamos un minuto a fuego fuerte para que se evapore el alcohol, rascamos el fondo con una cuchara de madera para "desglasar" y conseguir que se disuelvan los jugos caramelizados.

4. Añadimos la carne de nuevo, las zanahorias partidas en rodajas gruesas y el agua.
Mantenemos a fuego fuerte hasta que rompe a hervir y eliminamos la espuma que se forma en la superficie con una espumadera.

5. Incorporamos los garbanzos, el tomate frito, un poquito más de sal y la mezcla de especias (que previamente habremos machacado con el mortero).
Cerramos la olla y cocinamos unos 35-40 minutos (el tiempo es orientativo, dependerá de la olla y de la dureza de los ingredientes)

6. Abrimos la olla y comprobamos si el guiso está listo, probamos para ver si debemos o no rectificar el punto de sal, servimos y disfrutamos.

-Nota-
Como todos los guisos, el reposo le viene genial, los sabores se asientan y la textura no pierde ni un ápice de encanto. Por supuesto también podemos congelarlo sin problema y tenerlo a punto para cuando lo necesitemos o tengamos capricho de un buen guiso casero.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

· Fuente de la receta: Javi Recetas (un blog de cabecera, lo conocéis fijo, si no es así ya estáis tardando en hacerle una visita y veréis como os va a gustar)

· Agradecimientos: Kuhn Rikon


5 comentarios:

Manuel Jesús dijo...

Muy buen plato para los días fresquitos como estos.

Saludos
www.uncocinillaenlacocina.com

maria dijo...

Como apetecen estos guisos ahora con el frio y el tuyo se ve tan rico! tomo buena nota, besos

Belen dijo...

Hoy los he comido muy parecidos. La diferencia es que yo hice el estofado de garbanzos y les añadí luego carne guisada que me había sobrado de ayer.
Besinos

Sofia Pedraza dijo...

Que pinta más buena, me encantan estos platos de cuchara. Un saludo.

CHARO dijo...

me encanta tu guiso!! hoy precisamente he comido garbanzos, me encantan, y además aceptan casi cualquier preparación