NÍSCALOS AL AJILLO a la plancha


Esta es  bajo  mi punto de vista la forma más sencilla y deliciosa que puede existir para preparar los Níscalos o Rovellones.
Con 4 ingredientes de nada montamos un festival otoñal de sabores que da gusto, ya veréis.




INGREDIENTES

· Níscalos
· Ajo
· Aceite de oliva virgen extra
· Perejil fresco
· Sal en escamas


ELABORACIÓN


1. Para esta receta elegiremos los Níscalos más pequeñitos y perfectos que tengamos, aquellos que tengan el sombrero más cerrado y una apariencia más bonita.

2. Los limpiaremos concienzudamente, cada uno siguiendo el método que más le guste, porque es importante dejarlos perfectos.

3. Pelamos y picamos el ajo muy menudo o lo prensamos, de ambas formas queda bien.

4. Ponemos a calentar la plancha o sartén, añadimos un chorrito de aceite y extendemos bien por toda la superficie.

5. Colocamos los Níscalos con el huequecito hacia arriba primero y ponemos el ajo dentro, cocinamos a fuego medio-suave un par de minutos por ese lado.

6. Damos la vuelta y cocinamos otros dos minutos (el tiempo es aproximado ya que dependerá del tamaño de los Níscalos, de la sartén, de la potencia del fuego...)

7. Volvemos a dar la vuelta añadimos unas gotas de aceite dentro de cada "sombrero", el perejil picado y unas escamas de sal.
Terminamos de cocinar por este lado y ya no los damos la vuelta porque se caería toda la salsita y obviamente no es lo que buscamos.

8. Cuando comprobamos que están listos servimos y disfrutamos inmediatamente.

Es un bocado excelente con la única compañía de un trocito de pan y una copa de un buen vino.
Os recomendaría como para casi todas las setas un tinto joven, ligero. Pero mi amigo Alfonso Fraile, excelente sumiller y entendido en esto, va un pasito más lejos y nos comenta que podría resultar atractivo el maridaje con un fino e incluso un oloroso Montilla-Moriles.
Eso lo dejo a vuestra elección...
Por cierto sería estupendo (y esta idea me la ha dando también Alfonso) si finalmente decidimos acompañar la comida con uno de estos vinos, añadir unas gotas de fino u oloroso a los Níscalos mientras les estamos cocinando, me quedo con la "copla" porque me gusta la idea.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia
Agradecicmientos: Alfonso Fraile, Hotel-Escuela Las Carolinas.

10 comentarios:

Las chachas dijo...

Una receta sana, rica y sabrosa. Nos encantan los niscalos. Besos de Las Chachas

sopa boba dijo...

Una receta deliciosa para un plato que me voy a apuntar a hacer de esta manera. Que rico!!!!

CAN JOAN I SARA dijo...

Esta noche de segundo plato preparamos tamnbién unos rovellons (níscalos) a la plancha con ajo y perejil junto a una butifarra
¡Nos encantan las setas preparadas así!
Besos
Sara

Rosa dijo...

Precisamente estos níscalos pienso prepara como aperitivo para nochebuena, qué ricos y qué sencillitos. Bss.

Belen dijo...

No solo esté tipo de setas, a mi me gustan mucho todas ellas. Pero creo que esta es la manera mas rica de comerlas todas.
Bss

Ana Melm dijo...

Me encantan los níscalos! Este año ya me he estrenado con unos estupendos níscalos en un arrocito... mmmm...

Pilar. Cook and Spoon dijo...

Me apunto a este festival con los ojos cerrados. Con lo que me gustan las setas, no pienso perderme este recetón. Besos.

La cocina de Camilni dijo...

silvia estoy totalmente de acuerdo contigo, así se aprecia más el sabor

jose dijo...

Una rica receta muy útil en la temporada de setas. Parece una buena idea añadirle unas gotas para que potencie un poco el sabor

JL Gupanla MDC dijo...

Queda apuntado..digno de hacerse ya..!!, con un chorrito de fino, por supuesto..!!! bsss