Gallina en pepitoria


Nunca había preparado esta receta, a pesar de ser un plato tan tradicional no ha formado parte del repertorio gastronómico en mi casa (vamos, que mi madre no lo ha cocinado nunca) y ayer teniendo entre manos una gallina, que me trajo mi suegro, decidí que era el momento de ponerme manos a la obra e intentar descifrar el (al menos para mi) misterio de la pepitoria.




El resultado nos gustó mucho, un sabor riquísimo y una salsa de las que el pan es mejor tenerlo lejos, pero cuanto más lejos mejor.
Hoy como vais a ver os dejo dos opciones para cocinarlo, una la tradicional, para cuando tenemos todo el tiempo del mundo y podemos dedicarle horas a la cocina. Y la otra una forma super cómoda de conseguir un guiso también estupendo con la ayuda de un pinche fantástico.
Me refiero al robot de cocina Cookeo de Moulinex® que he tenido la suerte de probar y que me está gustando mucho porque su manejo es extremadamente sencillo y muy práctico.
Os seguiré contando cosillas de él.


INGREDIENTES

· 1 gallina troceada*
· 1 cebolla
· 3 dientes de ajo
· 2 rebanadas de pan de barra
· 12 almendras crudas
· 2 huevos cocidos
· Perejil fresco
· Un vasito de brandy (o vino blanco si lo preferís)
· Nuez moscada rallada
· Pimienta negra
· Sal
· Aceite de oliva (aove)
· Agua


ELABORACIÓN tradicional

1. Salpimentamos los trozos de gallina y les pasamos por la sartén con un chorro de aove (o en la propia cazuela donde vayamos a realizar el guiso), a medida que consiguen un bonito color dorado les vamos sacando a un plato y reservamos.

2. En la misma sartén rehogamos la cebolla (que habremos pelado y partido en cuartos) y los ajos (pelados y partidos por la mitad), cuando están dorados también les colocamos en el mortero (o si queremos hacerlo mucho más rápido en el vaso de la trituradora)

3. Doramos también el pan y le ponemos en el mortero.

4. Añadimos las almendras, el perejil, las yemas de huevo, una pizca de sal, una pizca de nuez moscada y majamos bien hasta conseguir una pasta.
Echamos el brandy (o vino blanco, lo que más os guste) y terminamos de majar.

5. Colocamos los trozos de gallina que hemos dorado en la cazuela (si la hemos usado para freír, retiramos los restos de aceite si es que les hay), echamos el majado y las claras de huevo picaditas por encima, agregamos un poquito más de agua hasta cubrir el guiso.

6. Tapamos y llevamos a fuego fuerte hasta que comienza a hervir, en ese momento lo bajamos y cocinamos a fuego muy suave durante 1 hora y 45 minutos aproximadamente (el tiempo puede variar pero lo que si os digo es que la cocción de la carne de gallina siempre es bastante larga así que hay que tener mucha  paciencia y poca o nada prisa).

7. Pasado ese tiempo destapamos, pinchamos para comprobar si la carne está ya lista (si no lo estuviera volvemos a tpar, añadimos un porquito más de agua si hiciese falta y continuamos la cocción unos minutos más), probamos el punto de sal por si hiciera falta rectificarlo y listo para disfrutar.

Este guiso, como casi todos, está muchísimo más rico si lo preparamos con antelación, los sabores asientan y queda muchísimo más sabroso.
De un día para otro será estupendo.


ELABORACIÓN con Cookeo® (versión rápida y super práctica)

1. Conectamos nuestro robot Cookeo y elegimos el "Menú manual", modo de cocción "Dorado".

2. Mientras se calienta (tarda muy poquito) salpimentamos los trozos de gallina.

3. Cuando alcanza la temperatura adecuada vamos dorando la gallina (yo lo hice en dos tandas) y reservamos en un plato.

4. Pelamos y partimos la cebolla en cuartos y los dientes de ajo por la mitad. Doramos también, cuando está listo lo sacamos y lo ponemos directamente en el vaso de la picadora que vayamos a usar.

5. Doramos por último el pan y lo ponemos en la picadora también.
(terminamos el proceso de "Dorado")

6. Pelamos los huevos cocidos, las claras las reservamos porque nos harán falta después, y las yemas directas a la picadora.

7. Ya solo nos queda poner las almendras, el perejil, una pizca de nuez moscada rallada y un poquito de brandy o vino blanco y triturarlo todo. No hay que dejar un puré muy fino, lo ideal es que queden trocitos.

8. Colocamos los trozos de gallina (con todos los jugos que han dejado en el plato) de nuevo en la cubeta (si quedaba aceite en el fondo de la cubeta lo retiramos), añadimos el triturado y un poquito de agua, lo justo para cubrir los trozos pero sin pasarnos para que la salsa quede espesita.
Troceamos y añadimos también la claras de los huevos cocidos que teníamos reservado.

9. Elegimos "Menú manual", modo de cocción "Rápido" y programamos 40 minutos.

10. Cuando termina el proceso, abrimos probamos para rectificar el punto de sal si hiciera falta y servimos.



*Debido al número de mensajes que estoy recibiendo matizo una cosa, esta receta por supuesto que también podeís hacerla con pollo, y quedará estupenda porque la salsa está de vicio.
Eso si, contad con que el tiempo de cocción será mucho más corto en ambas preparaciones, tanto tradicional como Cookeo.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!



Agradecimientos: Cookeo de Moulinex®

4 comentarios:

Belen dijo...

Yo en pepitoria nunca la he probado, pero guisada si. Mi madre siempre dice que está mas rica que el pollo.
Buen fin de semana

CHARO dijo...

te pasa igual que a mi, no la tenía en los recuerdos familiares. Nunca la había probado hasta hace un año, y a mi me gustó mucho, pero en cambio, a mi marido, ni fu ni fa

Paloma Perez Higuera dijo...

Hola Silvia!!! Esa salsa es un viciooooo.que pinta mas buena.....Para mi tambien es una novedad.
Un beso
Paloma

Ana Melm dijo...

Gallina!

Hace que no veo gallina en la carnicería... madre mía, ya no sé ni si la siguen vendiendo!