Mezcla de especias para pinchos morunos


Hace unos días comentábamos en una cena de amigos que se ha perdido la costumbre de contar con los socorridos pinchos morunos en la carta de bares o restaurantes ¿No os da esa sensación a vosotros también?
Resulta casi imposible encontrarlos más allá de carnicerías o supermercados. Pero ¿Y por qué? ¿Son considerados comida viejuna? ¡Pero si están buenísimos, admiten mil adobos y son la mar de agradecidos con diferentes acompañamientos!

El caso es que después de esta reflexión no me queda otra que intentar rendir un pequeño homenaje al pincho moruno de toda la vida, al que comíamos cuando salíamos con nuestros padres.
En un momento os explico cómo los preparo yo, confieso mi mezcla de especias para el adobo de pinchos morunos y os animo a hacerlos en casa.





Eso sí, antes de nada debo deciros que para la receta de hoy necesitaremos la ayuda de una báscula de cocina electrónica. En contra de lo que a veces pensamos no son demasiado caras, ocupan muy poquito espacio y ayudan un montón. Si aún no disponéis de ella os recomiendo haceros con una, aprovechando vuestro cumpleaños o un día en el que os deis un capricho de esos de "porque yo lo valgo" jajajajaja.

Pero tranquilos que aquí pensamos en todo el mundo y por eso también os comento las medidas [aproximadas] en cucharadas, para que aunque no tengáis báscula de cocina podáis preparar estos deliciosos y sencillos pinchos morunos caseros.



INGREDIENTES  (para 1 Kg de carne)*


· 15 gr de pimentón dulce (unas 3 cucharadas de postre)
· 6 gr de comino molido (aproximadamente 2 cucharaditas de café)
· 3 gr de curry (1 cucharadita de café)
· 4 gr de ajo en polvo (1 cucharadita de café colmada)
· 2 gr de cebolla en polvo (1/2 cucharadita de café)
· 4 gr de orégano (1 cucharadita de café)
· 6 gr de sal (unas 2 cucharaditas de café)
· 1 gr de pimienta negra recién molida 
· 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
· 1 cucharada de vinagre de vino blanco
· Copos de chile al gusto**



ELABORACIÓN


1. Ponemos todas las especias molidas en un cuenco pequeño, agregamos el aceite y el vinagre y mezclamos bien.

2. Embadurnamos la carne que vayamos a cocinar [estará previamente cortada en dados de tamaño regular. Que no sean ni muy grandes, para facilitar que el calor llegue al interior y se cocine, ni muy pequeños porque se resecarían o quemarían con facilidad] y dejamos reposar dentro del frigorífico en un bowl cubierto con film transparente o en un recipiente con tapa, durante un mínimo de 6 horas [aunque lo ideal sería dejarlo en el adobo durante toda una noche].

3. Pasado ese tiempo tan solo queda ensartar los trozos de carne en los palos de madera o metálicos [por cierto, os cuento un truco muy sencillito para que después no se quemen las brochetas de madera: sumergirlas en agua justo antes de clavar la carne] y cocinar estos riquísimos pinchos morunos de la manera que más os guste, a la plancha o en la parrilla de la barbacoa [como lo hemos hecho esta vez nosotros en casa].





*   yo uso cabecero de lomo de cerdo fresco porque resulta mucho más jugoso.
** los copos de chile son opcionales. Si no los tenéis en casa o no queréis usarlos pero si que os apetece un poco de "rock'n roll", podéis poner la mitad de pimentón dulce y la mitad de pimentón picante, queda muy rico también.



¡ESPERO QUE OS GUSTEN!


Fuente de la receta: propia.