Patatas 'planchadas', la guarnición perfecta. Receta ligera de patatas


Hoy cocinamos con patatas, bueno, con ellas y con la mala prensa que de forma tan injusta recae sobre sus hombros. Creo que ya es hora de hacer un esfuerzo y desterrar para siempre la errónea idea de que son un ingrediente prohibido para aquellos que persiguen una alimentación saludable. En realidad es más bien todo lo contrario, este humilde tubérculo no debería faltar como base de ninguna dieta equilibrada que se precie, por la cantidad de beneficios que aporta a nuestro organismo.




Ellas, las patatas, sí que son un 'superalimento' y por eso hoy vamos a homenajearlas preparándolas de una sencillísima forma. Partiendo de unas clásicas patatas cocinadas al vapor que remataremos con un toque de plancha que las confiere un sabor y una textura muy agradables, lograremos un sorprendente, económico y sobre todo socorrido plato que gustará a toda la familia.



INGREDIENTES

· Patatas pequeñas (la cantidad que quepa en el estuche)
· Romero fresco (o una ramita de orégano o tomillo fresco)
· Unos dientes de ajo sin pelar
· Mezcla de pimientas (rosa, blanca, negra)
· Sal en escamas
· Unas gotas de aceite de oliva virgen extra



ELABORACIÓN


1. Lava concienzudamente las patatas ya que vas a usarlas con piel.

2. Coloca en un estuche para cocina al vapor, acompaña del romero —o de las hierbas aromáticas que hayas decidido ponerle—, cierra el estuche* (sí, sí, sin pinchar las patatas, ni añadir agua, ni nada. Está todo correcto, tranquilo/a jajajaja) y lleva al microondas. Programa 5 minutos.
*si no tienes estuche para cocina al vapor, prepara las patatas al vapor de manera tradicional (es decir, con una vaporera) o cuece durante unos 18 minutos en una cazuela con abundante agua como se hizo toda la vida.

3. Pasados los 5 minutos, deja que repose —sin abrir— un par de minutos más dentro del microondas.

4. Lleva una plancha o sartén al fuego, añade unas gotas de aceite de oliva virgen extra y extiende por toda la superficie, machaca dos o tres dientes de ajo con la hoja de un cuchillo 'cebollero' y pon en la sartén sin pelar.

5. Haz con las patatas que has cocinado al vapor lo mismo que acabas de hacer con los dientes de ajo, es decir, ayudándote con un cuchillo grande —colocándole de manera horizontal sobre cada patata—aplasta hasta romperlas o 'chafarlas' ligeramente.

6. Pasa por la plancha, a fuego fuerte, añade la pimienta (cantidad libre) y la sal en escamas.
Dora las patatas por ambos lados y sirve inmediatamente si vas a utilizarlas como guarnición o retira del fuego y deja reposar unos minutos si vas a incorporarlas como ingrediente de una ensalada templada.


-Consejos-

· Elige tu mezcla de especias favorita para añadir e ir variando, en función de lo que vayan a acompañar, la preparación de estas riquísimas patatas planchadas; curry, texmex, garam masala, tzatziki, oriental etc.
· Dale un toque picante: espolvorea con pimentón picante o copos de chile o añade unas gotas de Tabasco, sriracha o tu salsa 'hot' favorita.
· Sirve con hierbas frescas, que añadirás una vez tengas las patatas fuera de la plancha, el perejil o el cilantro son excelentes opciones.
· Acompaña con alguna salsa cremosa —si es casera mejor— a base de yogur, mayonesa o crema agria y eneldo ¡Verás que cosa más buena! Ideal para servir con platos de salmón. 



¡Espero que te guste!

Fuente de la receta: propia.


1 comentario:

La cocina de Cris y Laura dijo...

me parece estupenda la receta¡¡¡
besos crisylaura