Ensalada 'Waldorf'. Receta de ensalada con apio, manzana y nueces


Un básico indispensable en la carta de restaurantes de medio mundo, si nunca la probaste deberías remediarlo de forma inmediata. La ensalada Waldorf bien merece que eches mano al olvidado apio, elijas unas deliciosas manzanas y te pongas a partir nueces como si no hubiera un mañana.

Para descubrir el origen de esta famosa ensalada debemos remontarnos a finales del siglo XIX, cuando el maître del por aquel entonces recién inaugurado Hotel Waldorf Astoria de Nueva York, Oscar Tschirky, inventa una ensalada —que causa furor entre la clase pudiente de la época— y que tan solo lleva 3 ingredientes; apio, manzana y mayonesa.
Con el tiempo, dicha ensalada se enriquece con otros ingredientes y el aliño evoluciona hasta convertirse en la deliciosa salsa que hoy acompaña a este refrescante plato.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


Sirve como aperitivo, plato principal —si añades brotes tiernos de lechuga y trocitos de pollo para completarlo— o guarnición. Preparar en casa esta ligera y saludable pero sabrosa ensalada es una buena manera de rendir homenaje a los clásicos que, fuera de modas, siempre nos acompañan y nunca nos defraudan.



INGREDIENTES (ingredientes para 4 personas)

· 2 ó 3 ramas de apio (dependerá del tamaño)
· 1 manzana 'Granny Smith'
· 1 manzana 'Royal Gala'
· 125 gr de uvas rojas (sin semillas)
· 100 gr de nueces pecanas (ya peladas)*

- Aliño:
· 1 yogur natural
· 1 cucharada sopera bien colmada de mayonesa (casera si es posible)
· El zumo de 1/2 limón
· Una pizca de sal
· Pimienta negra al gusto
· Unas gotas de salsa Tabasco (opcional)

*si no encuentras nueces pecanas puedes utilizar nueces comunes sin problema, queda igual de rico.



ELABORACIÓN



1. Mezcla los ingredientes del aliño con unas pequeñas varillas hasta conseguir una salsa homogénea, pon en un bote con tapa y reserva en la nevera.

2. Exprime el limón y reserva también.

3. Limpia y trocea el apio, decide el grosor de los trozos en función de tu gusto. Pon en un cuenco junto con las nueces —que habrás tostado ligeramente si así lo deseas— y las uvas partidas por la mitad o en cuartos, depende de su tamaño.

4. Lava, descorazona y trocea la manzana en pequeños bastones —corte 'cerilla'—. Añade el zumo de limón para evitar que se oxide y oscurezca. Añade al cuenco junto con el resto de ingredientes.

5. Vierte la salsa, mezcla bien, lleva a la nevera unos minutos para servir fresca y disfruta.


-Sugerencias-
· Cambia las uvas rojas por arándanos deshidratados o uvas pasas, queda buenísimo también.
· Añade un plus de sabor poniendo pequeños trocitos de tu queso azul favorito.
· Si tienes en la nevera restos de pechuga o muslo de pollo asado, aprovecha y añádelos, a la Waldorf le irán genial.
· En la versión más golfa puedes incluso caramelizar las nueces con azúcar moreno y un poquito de salsa sriracha o unas gotas de Tabasco.


¡Espero que te guste!


Fuente de la receta: propia.



4 comentarios:

Sarahoria dijo...

Tiene una pintaza increíble :) Un besito

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

A mi me encantan las ensaladas, y ésta la he hecho alguna vez, no hay que olvidarse de las ensaladas en invierno.
besos,

MOlaSS dijo...

Pero qué rica! Nunca se me había ocurrido prepararla. Gracias por la receta, guapa!

Marta

Migas en la mesa dijo...

Una ensalada que me encanta. Fresquita, ácida y crujiente... me chifla el apio en la waldorf :)