Periñaca. Ensalada cántabra de patata y bonito del norte


En el norte, cómo sofocar el calor no es uno de los problemas por los que tengamos que preocuparnos habitualmente, no existe en nuestra cocina un amplio repertorio de recetas veraniegas. Las hay, por supuesto, pero van más encaminadas a aprovechar y sacar el máximo partido a productos de temporada (bien sean del mar o de la huerta) que a aplacar calores estivales como ocurre en otras zonas de la geografía española.

Del mar, productos como el bonito del norte, son el máximo exponente de la cocina de temporada por estos lares. Los calamares o 'maganos de guadañeta', se convierten, sin necesidad de demasiados adornos en un bocado divino. Rape, sardinas y 'bocartes' (lo llamarás anchoa fresca o boquerón si has nacido fuera de Cantabria) son junto con una ensalada un manjar sencillo pero difícil de olvidar.
Percebes, cigalas y centollos merecen un capítulo aparte y hasta que les hagamos la ola.

De la huerta, mucho que disfrutar durante la temporada veraniega; lechugas fresquísimas y maravillosamente tiernas, pepino de excelente calidad, cebolletas frescas, judías verdes, calabacín, pimientos verdes (que solo fritos en un poco de aceite de oliva y servidos con unas escamas de sal resultan una gozada) o patata temprana, se me ocurren así de golpe. ¿La estrella de la huerta? Sin duda el tomate de Cantabria, es la joya de nuestra cocina y hacemos buen uso de él mientras dura la temporada.
En mi casa siempre se dijo que los buenos, aquellos que están cultivados cerca de la costa, incluso tienen un ligero sabor a 'salitre'. Si tienes la suerte de comer un buen tomate de Isla, te garantizo que su recuerdo continuará emocionándote años después jajaja.

Hoy te propongo una receta fácil, económica (aún eligiendo productos de máxima calidad no te supondrá un gasto desmesurado ni mucho menos), deliciosa y que me trae bonitos recuerdos de la infancia cuando la preparaba mi abuela. Ensalada de patata y bonito o Periñaca que estoy segura que te va a encantar si nunca la probaste o que te traerá tan agradables recuerdos como a mi si la sangre cántabra corre también por tus venas.





INGREDIENTES (para 4 personas)

· 400 gr de patatas nuevas (elige una variedad recomendada para cocer, 'Baraka' o 'Kennebec' por ejemplo)
· 1 tomate para ensalada
· 1/2 pepino
· 1 cebolleta fresca
· 3 huevos cocidos
· 1 bote de bonito del norte en conserva

- Aliño:
· 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
· 2 ó 3 cucharadas de vinagre de vino blanco
· Una pizca de sal
· Una pizca de pimienta negra recién molida (opcional)



ELABORACIÓN



1. Cuece las patatas en abundante agua con sal durante 18 ó 20 minutos o si prefieres la versión rápida elige la olla express, estarán listas en tan solo 6 minutos.

2. Pon a cocer los huevos en una cazuela con abundante agua y un puñadito de sal, mantén en el fuego durante 10 minutos, aparta del fuego, deja enfriar, pela y reserva.

3. Pela y trocea el tomate en dados de unos 2 ó  3 cm. Pon en un cuenco amplio y reserva.

4. Lamina el pepino (antes puedes eliminar la piel y las pepitas si lo deseas), pon en el cuenco junto con el tomate.

5. Pela y corta la cebolleta en Juliana fina, incorpora al cuenco.

6. Las patatas y los huevos ya estarán fríos, pela y trocea en dados de 4 cm las primeras y lonchea también los huevos. Pon en el cuenco y mezcla todo cuidadosamente.

7. Prepara el aliño emulsionando todos los ingredientes en un bote con tapa. Vierte sobre el resto de ingredientes, mezcla de nuevo cuidadosamente, tapa y reserva en la nevera para servir frío.

9. Justo antes de llevar a la mesa coloca el bonito del norte (que habrás escurrido ligeramente) en lascas sobre la ensalada (no lo mezclamos para que no se machaque y así luzca mucho más en la presentación) y ya estará lista para disfrutar de esta refrescante, completa y riquísima ensalada de huerta y mar o Periñaca.



¡Espero que te guste!


Fuente de la receta: propia


1 comentario:

Noe mipasioncocinar dijo...

Que rica y completa ensalada, tiene que sentar sensacional,besos