Patatas asadas "infalibles". Receta fácil de patatas asadas


¿Una receta infalible para conseguir las mejores patatas asadas que puedas imaginar? Estás de suerte, mejor dicho, estamos de suerte. Con esta receta de patatas asadas "infalibles" disfrutaremos de una deliciosa guarnición o un plato principal sin complicarnos la vida y con riesgo de fracaso cero.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


Tan fáciles de hacer que seguro que se convierten en una de tus guarniciones preferidas. Casan con todo; guisos de carne, pescados o aves rustidas, verduras a la parrilla etc.
Se me ocurren un montón de razones por las que animarte a probar estas patatas asadas "infalibles", corre al super, elige una variedad de patatas de tamaño pequeño y enciende el horno para gozar de una sabrosa y saludable forma de tomarlas.


INGREDIENTES

· Unos 800 gr de patatas pequeñas (deben ser nuevas y de piel fina ya que nos las vamos a pelar)
· Aceite de oliva virgen extra
· Sal en escamas · Pimienta negra recién molida
· Pimienta rosa 
· Pimienta blanca


ELABORACIÓN

1. Precalienta el horno a 180º,  arriba y abajo, sin aire.

2. Lava concienzudamente las patatas y colócalas en una bandeja apta para horno.

3. Añade "en hilo" un chorro generoso de aceite de oliva sobre las patatas, espolvorea con una cantidad generosa de pimientas negra y rosa y una pizca de pimienta blanca. Remata con sal en escamas, debes ser generoso también.

4. Lleva al horno y mantén a la misma temperatura (180º) durante 35 minutos.

5. Pasado ese tiempo apaga el horno pero no abras la puerta del mismo, deja reposar allí las patatas durante al menos 30 minutos más. Si quieres dejarlas más tiempo no hay problema, yo las suelo hacer unas 2 ó 2 horas y media antes de servir para que cumplan el importante paso del "reposado" y me encanta el resultado. Cuando las sirves mantienen una textura perfecta y están a una agradable temperatura que evita que te achicharres el cielo del paladar jajaja.

- Consejos -
· Puedes añadir unas ramitas de romero o tomillo fresco, le aportan un toque a campo que queda genial.
· Si te gusta el picante, prueba a añadir unos copos de chile, ese punto de "calor" también sienta muy bien a estas patatas asadas "infalibles".
· Si te resulta complicado encontrar (fuera de temporada) patatas nuevas de piel fina, compra las que vienen embolsadas para cocinar en microondas, sácalas de la bolsa y listo.


¡Espero que te gusten!


Fuente de la receta: propia


1 comentario:

Migas en la mesa dijo...

Gran consejo el del reposado. Esto lo pruebo, total el horno lo enciendo casi a diario!