Pollo con salsa de coco picante. Receta de muslos de pollo


Una forma diferente de cocinar el pollo, deliciosa y aromática. Muy fácil y con ingredientes de andar por casa. Nada de volverte loco/a de supermercado en supermercado buscando a los integrantes de una interminable y exótica lista de ingredientes.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


Te encantará su aroma, su sabor y lo jugosos que quedan los muslos de pollo deshuesados y cocinados de esta forma. Resulta una estupenda receta para variar y salir de la monotonía.
¡Anímate a probarla! Repetirás seguro.



INGREDIENTES

· 5 muslos de pollo completos (deshuesados y sin piel)
· 1 cebolla
· 1/2 pimiento verde italiano
· 1 cucharada de postre de pasta de ajo y jengibre (receta aquí)
· 3 cucharadas soperas de tomate frito casero
· 1 lata de leche de coco
· 1 medida (de la lata de leche de coco) de caldo de pollo casero
· Sal
· Pimienta negra
· Copos de chile o cayena si no tienes
· 2 cucharadas de aceite de oliva
· Cilantro fresco

-Como guarnición:
Arroz basmati (receta aquí)




ELABORACIÓN


1. Pide a tu carnicero que por favor deshuese y retire la piel de 5 muslos de pollo (completos: jamoncito y contramuslo). Salpimenta y dora en una cazuela baja donde habrás puesto las 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando estén bien doraditos saca a un plato y reserva.

2. Pela y trocea la cebolla, parte también el pimiento en brunoise. Añade a la cazuela donde has dorado el pollo, saltea durante unos minutos. Añade la pasta de ajo y jengibre*. Continua rehogando a fuego medio-fuerte.

3. Cuando la verdura está pochada llega el momento de agregar el tomate frito y cocinar durante unos 3 ó 4 minutos más.

4. Vierte la leche de coco, el caldo de pollo, mezcla e incorpora los muslos que has dorado anteriormente (y los jugos que hayan dejado en el plato).
Lleva a ebullición, baja el fuego, tapa y cocina durante unos 45 minutos o hasta que el pollo esté listo.

5. Pasados esos 45 ó 50 minutos o cuando el pollo esté a tu gusto, destapa y deja que la salsa reduzca  un poquito hasta que espese y adquiera consistencia cremosa. Puedes dejarla más o menos espesa, eso dependerá de cómo te guste.

6. Sirve acompañado de arroz basmati cocido (receta arriba), espolvorea con cilantro fresco y disfruta.


¡Espero que te guste!


*yo preparo abundante  pasta de ajo, separo porciones (1 cucharada de postre = 1 porción) en una cubitera de plástico o silicona, llevo al congelador hasta que las porciones se endurecen y finalmente las coloco en una bolsa de congelados con cierre "zip" o en un tupper con tapa para conservarlo perfectamente.
De esta forma siempre tengo pasta de ajo y jengibre a mano para usarla como base de sofritos en este tipo de recetas.

Fuente de la receta: propia.



2 comentarios:

Las Recetas de Manans dijo...

A mi marido le va a encantar.

Migas en la mesa dijo...

Dicen por ahí que cada vez que se abre una lata de coco, un pollo muere. Y creo que tienen razón, yo abro la lata y pienso automáticamente en pollo... que rico!