Caja-mandolina y rallador Kuhn Rikon


Si hay un utensilio de cocina que ahora mismo me llevaría a una isla desierta, sería sin duda una mandolina, pero no cualquiera, no. Me llevaría esta mandolina de Kuhn Rikon.




Puede que si nunca has usado una mandolina estés pensando "que exagerada es esta chica siempre" (bueno, es posible que lo estés pensando incluso si la has probado jajajajajaja) pero de verdad que no exagero nada, ni un ápice. La caja-mandolina y rallador de Kuhn Rikon es muy [pero de verdad que "muy"] práctica. Compacta y útil, 2 requisitos imprescindibles en cocinas pequeñas como la mía.

Una mandolina nos ayuda un montón en muchas preparaciones, facilita tareas de corte y nos ahorra un montón de tiempo. Verás como a partir de ahora la mandolina será tu amiga, tu hermana, tu compañera jajajajaja.

- Con esta mandolina y su hoja en v conseguirás [con extrema facilidad] cortes uniformes; finas láminas de patata, zanahoria, rabanitos, calabacín o berenjena, lonchas de tomate o pepino, aros de cebolla, pimiento o puerro etc.
Eso sí, ten cuidado con los dedos porque esto corta ¡Vaya que si corta! Usa el protector de manos que viene incluido y por supuesto evita que los niños utilicen esta afiladísima hoja.

- Con la hoja para juliana podrás añadir color y sabor a tus ensaladas; zanahoria, rábano, apio, hinojo etc. Todo lo que te apetezca en finas tiras o juliana. Todo dentro del recipiente y a punto para ser añadido a tus recetas favoritas. Todo un invento, si Señor.
Incluso podrás usar el recipiente con su tapa para preparar el aliño de la ensalada y con el pico vertedor aliñarla de manera fácil y rápida ¡Aquí hasta el más pequeño detalle está pensado!

- Con el rallador podrás rallar todo tipo de alimentos duros; jengibre, ajo, parmesano, chocolate, frutos secos etc. Y si te sobra, colocas la tapa y lo conservas en el recipiente sin ningún problema [no apto para congelar ni para microondas].

Y cuando no la necesites metes todas las piezas dentro del recipiente, colocas la tapa y listo para guardar.




¡Una maravilla! Vale hasta el último céntimo que cuesta. Pero mejor que explicarlo yo, será que lo comprobéis viendo este vídeo [real como la vida misma] donde sin trampa ni cartón  os explican en un pispás todas las utilidades de la caja-mandolina y rallador Kuhn Rikon.





¡ESPERO QUE OS SEA ÚTIL!

1 comentario:

Noe mipasioncocinar dijo...

Pues no conocía esta manadolina, me parece muy útil y queda muy bien guardado todo,me gusta,besos