Mejillones con fritada de pimientos


Hace mucho que no dedico un domingo a compartir una nueva receta de mejillones, esperad que ahora que lo pienso, hace mucho que no dedico un domingo a cocinar mejillones.
Así que hoy pongo remedio a este despropósito gastronómico porque hay sanas costumbres que nunca se deben perder, y más cuando una tiene la grandísima suerte de contar en el lugar donde vive con 2 pescaderías que permanecen abiertas los domingos durante toda la mañana.






Y es que no hay mejor aperitivo dominguero que unos mejillones preparados en una de las mil variantes que existen. Dejad volar vuestra imaginación y disfrutad de un ingrediente tan económico, sano y agradecido.


INGREDIENTES

· Mejillones
· Cebolla
· Ajo
· Pimiento rojo fresco
· Aceite de oliva virgen extra
· Perejil
· Pimienta negra recién molida
· Caldo de los mejillones
· Vino fino (Manzanilla de la de Sanlúcar, no infusión jajajaja)
· Laurel



ELABORACIÓN

1. Limpiamos y abrimos los mejillones al vapor siguiendo el método que más cómodo nos resulte.
Yo os recomiendo este.
Cuando no queman desechamos la parte de cáscara que no tiene carne y reservamos (NO tiramos el caldo)

2. Pelamos la cebolla y los dientes de ajo, lavamos y secamos el pimiento. Partimos todo en "brunoise".

3. Ponemos un chorro generoso de aceite de oliva en una sartén y rehogamos la cebolla y el ajo, añadimos una hojita de laurel y cuando la cebolla comienza a ponerse transparente incorporamos el pimiento.
Continuamos salteando a fuego medio-fuerte hasta que comienza a tomar color.

4. Casi al final de la cocción añadimos unas gotas de vino fino y un poco del caldo que han soltado los mejillones al abrirse, dejamos que se evapore el alcohol a fuego fuerte y se reduzca la salsa unos 3 ó 4 minutos más.

5. Añadimos pimienta negra recién molida, comprobamos el punto de sal por si hiciera falta añadir una pizca y echamos sobre los mejillones que estarán dispuestos en una fuente/plato de presentación.
Espolvoreamos con perejil fresco picado.

6. Servimos inmediatamente y disfrutamos con una copita de vino fino porque ya que hemos abierto la botella habrá que aprovecharla ¿No? jajajajaja


¡Por cierto! Unas gotas de Tabasco, si os gusta tanto como a mi, le van de cine a este aperitivo tan fácil y resultón.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia


4 comentarios:

Amparo dijo...

Nunca los he probado de esta forma, pero tienen una pinta estupenda.
Muy buena idea.
Abrazos.

asj dijo...

Jajajaja pues mira, buena idea para un domingo jajaja y más al ver el palatito ehh

besos

Ana Melm dijo...

Yo tengo pendiente un domingo de mejillones. Me parece perfecto para acompañar una caña, ahora que el sol parece que viene a visitarnos y sacarnos de este pesado invierno...

Belen dijo...

Yo les dedicaría muchísimos días mas, si no fuera que me aborrece tanto limpiarlos. Y mira que me gustan.......vamos sería feliz sentada hoy a tu mesa.
Feliz semana