Patatas, champiñones y queso azul (guarnición)


Seguramente una de las guarniciones más sabrosas y fáciles de hacer que os pueda presentar en el panorama de novedades del blog.
Resulta una opción deliciosa para presentar con cualquier tipo de carne, asada o cocinada a la brasa.
Veréis cuando lo sirváis como un simple acompañamiento como acapara todo el protagonismo y termina siendo un básico en vuestro recetario.
Es muy probable que incluso terminéis preparándolo para comer solo, a modo de tapa o aperitivo con unas cervecitas o un buen vino.





La receta original me la dieron hace un montón de años y recuerdo que llevaba nata en lugar de leche evaporada, he decidido cambiarlo para restarle calorías y me gusta el resultado pero por supuesto os animo a probar ambas fórmulas y decidir cuál es vuestra favorita.



INGREDIENTES

· 300 gr de patatas pequeñitas "baby"
· 400 gr de champiñones frescos 
· 1 chalota (si son muy pequeñas usad 2)
· 75 gr de queso azul
· 200 ml de leche evaporada
· Una pizca de sal
· Pimienta negra molida
· 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra 



ELABORACIÓN

1. Lavamos bien las patatas y las ponemos a cocer en abundante agua con una pizca de sal.
Cuando están listas, escurrimos y esperamos para que pierdan temperatura y poder pelarlas con sumo cuidado para no romperlas (o si lo preferís y las habéis lavado perfectamente podéis mantener la piel, quedan muy ricas también).
Reservamos.

2. Limpiamos concienzudamente los champiñones, eliminamos el pie y partimos en mitades o cuartos, dependiendo de su tamaño. Reservamos

3. Ponemos la cucharada de aceite en la sartén y añadimos la chalota partida en trocitos pequeños, cuando comienza a estar transparente añadimos las patatas cocidas y rehogamos unos minutos a fuego fuerte.

4. Es el momento de incorporar los champiñones que también rehogaremos a fuego fuerte durante unos 4 ó 5 minutos más.

5. Salpimentamos y vertemos la leche evaporada, bajamos la potencia del fuego al mínimo y cocinamos destapado para que vaya reduciendo.

6. Añadimos el queso troceado y mezclamos cuidadosamente.

7. Cocinamos unos 3 minutos más o hasta que la salsa esté a nuestro gusto, si espesa demasiado podéis añadir un poquito más de leche sin problema.
Comprobamos el punto de sal y de pimienta (sed generosos con esta última porque le va estupendamente) y ya estará listo para servir.



¡ESPERO QUE OS GUSTEN!


Fuente de la receta: propia.



4 comentarios:

Silbia Redondo dijo...

He oido queso azul??? Dios!!! Seguro que está buenisima esta guarnición!!! Me encanta!! Un besote silvi

Mi toque en la cocina dijo...

Nunca la he probado y seguro que me encanta así que tomo nota.
Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

Las Recetas de Manans dijo...

El queso azul me pierde..

Ana Melm dijo...

La verdad es que, con queso azul... imposible decirles que no.