Caldo de puchero andaluz con hierbabuena


Para esos días en los que el cuerpo no acompaña, por frío, fiesta o virus, da igual.
Cuando apetece algo reconfortante, caliente o simplemente para esos días en los que intentamos emular la cocina de las abuelas, franca y sensata, a veces creo que la mejor.





Un caldo muy rico, sabroso y por supuesto super fácil de hacer.
Aquí en el norte parece que no somos amigos de la hierbabuena y no es porque no nos guste, no. Supongo que es simplemente un tema de cultura gastronómica, nosotros no necesitamos aligerar la temperatura dando un toque de frescor a nuestros platos, nuestra climatología no lo requiere jajajaja.

El caso es que os invito a probar, le daréis un aire diferente a vuestra mesa y seguro que os gusta tanto como a mi desde el primer momento.
Encontraréis errores en esta receta, seguro, no les tengáis en cuenta por favor ¡Es mi primera vez! jajajaja.


INGREDIENTES

· 400 gr de garbanzos
· 300 gr de jarrete o morcillo de ternera
· 1 muslo de gallina (o pollo si no encontráis)
· Hueso de jamón (o trozo de buen jamón si no encontráis)
· Hueso de ternera
· 1 trozo pequeño de papada de cerdo
· 1 puerro
· 1 zanahoria
· 1 rama de apio
· 2 patatas medianas (peladas y enteras)
· Agua
· Una pizca de sal
· Manojito de hierbabuena fresca

*los ingredientes del potaje original difieren un poquito (añaden nabo y chirivia), costilla de cerdo salada y huesos salados de espinazo de cerdo pero como aquí es complicado encontrarlo la he adaptado a lo que podemos conseguir con mayor facilidad.


ELABORACIÓN


1. La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo en agua fría.

2. Comenzamos introduciendo todos los ingredientes (menos la hierbabuena) en la olla rápida, cuidando que la verdura quede arriba.

3. Cubrimos de agua y llevamos al fuego.

4. "Desespumamos" constantemente para conseguir un caldo limpio.

5. Tapamos, cerramos la olla y mantenemos a fuego fuerte hasta que sube la válvula de presión.
En ese momento bajamos el fuego y cocinamos durante 40 minutos.

6. Transcurrido ese tiempo y cuando la olla ha perdido la presión, abrimos y dejamos cocer destapado durante otros 20-25 minutos más para que reduzca concentrando más los sabores y adquiera una consistencia estupenda.

7. Al servirlo ponemos unas hojas de hierbabuena en la taza y vertemos el caldo caliente.


Los garbanzos y la verdura les servimos a parte.
La carne podemos desmenuzarla y servirla como acompañamiento o preparar unas croquetas estupendas, cada uno que elija su camino.
Podemos acompañar de huevo cocido picadito, le va genial.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.


2 comentarios:

Alicia Barrera dijo...

En casa suelo apartar un poco de caldo y le pongo arroz o fideos y luego lo sirvo con los garbanzos. Y con la carne siempre preparo croquetas. Están deliciosas!

Ana Melm dijo...

Para estos días de frío es muy reconfortante un caldo de puchero... vaya que sí!