Carpaccio de calabacín con frutos secos


Una no es que tenga nada en contra de los platos clásicos o de los entrantes más tradicionales o de las ensaladas "de toda la vida", pero a veces me gusta romper con la monotonía. Soltar el lastre de lo convencional y alejarme como alma que lleva el diablo de recetas viejunas que hasta desprenden cierto tufillo a naftalina.

Innovar en la cocina creo que es importante, no, mucho más ¡Creo que es imprescindible! Por ello, cuando vi esta idea llamó mi atención de inmediato y la anoté para hacerla lo antes posible.
Aunque ese "antes posible" se tradujo en meses, pero me había llegado al alma y siempre que veía un calabacín en el super tenía un deseo irrefrenable de convertirle en finas laminas jajajaja.




El "probadlo" de rigor en esta receta no es un consejo, es una orden.
Hacedme caso por favor, veréis como merece la pena dar una oportunidad veraniega a este conjunto.


INGREDIENTES

· 1 calabacín mediano-pequeño (yo he usado de los de piel clara)
· 1 lima
· Aceite de oliva virgen extra
· Sal en escamas
· Una pizca de pimienta
· Frutos secos (en mi caso piñones, pistachos y almendras al natural)
· Queso parmesano


ELABORACIÓN

1. Partimos el calabacín en lonchas lo más finas posibles, lo ideal sería hacerlo con mandolina (si no la tenéis y se acerca vuestro cumple o cualquier acontecimiento en el que haya "presentes" de por medio, os aconsejo sugerirlo como regalo porque es una maravilla y resulta super útil). Si no tenéis mandolina podéis partirlo con un cuchillo afilado, paciencia y sobre todo cuidado para no haceros daño.

2. Colocamos las rodajitas de calabacín en el plato o fuente de presentación y regamos con unas gotas de zumo de lima. Añadimos un chorrito de aceite de oliva, unas escamas de sal y pimienta al gusto.
Guardamos en la nevera, para que macere ligeramente, hasta unos minutos antes de servirlo.

4. En una sartén con unas gotas de aceite salteamos los frutos secos que después machacamos un poco en un mortero. No queremos conseguir polvo así que no trituraremos demasiado.

5. Con la ayuda de un pelador de patatas sacamos unas lascas de queso parmesano, colocamos un montoncito sobre el calabacín. Añadimos los frutos secos y rematamos con otras pocas (o muchas, depende del gusto y la importancia que le demos a las calorías jajajaja) lascas de parmesano.

6. Servimos y disfrutamos.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: Guisándome la vida


4 comentarios:

Merchi dijo...

Si suelo hacer carpaccio de calabacín pero no lo he probado nunca con frutos secos, tomo nota porque se ve realmente bueno.

Besines

Vidacal's Kitchen dijo...

que rico ¡¡ me lo apunto

Raquel Martinez dijo...

Me encanta el calabacín.... nunca he probado ha hacerlo asi, pero esta receta la hago si o si!!!
Muy bueno tu blog....

http://mielolimon.blogspot.com.es/2014/06/premio-las-recetas-deliciosas.html

ISABEL SANTIAGO dijo...

Puedo hacerlo con el zumo de otra fruta que no sea lima...gracias