Guiso de cerdo con verduras


Mientras escribo esta receta pienso lo fácil que resulta preparar platos deliciosos para llevar al trabajo en un Tupper® y conseguir comer bien a diario aunque sea lejos de las comodidades de nuestro hogar.
Os animo a prepararla porque es de un agradecido que da gusto, que no os asusten para nada los pasos a seguir porque es muy sencilla y seguro que os queda estupenda.





INGREDIENTES

· 500 gr de magro de cerdo (en mi caso la pieza era cadera)
· 1 cebolla pequeña 
· 2 dientes de ajo
· 1/2 pimiento verde
· 1/2 pimiento rojo
· 150 gr de guisantes (congelados)
· 2 zanahorias
· 100 gr de judías verdes frescas (vainas)
· 2 patatas medianas
· Aceite de oliva
· 1/2 vasito pequeño de brandy
· 1 vasito pequeño de agua
· 1 cucharada sopera de harina (no muy llena)
· 1 cucharadita de pimentón dulce
· Sal
· Pimienta negra
· Cebollino para decorar (opcional)


ELABORACIÓN

1. Lo primero que haremos es partir la zanahoria y las vainas de judías en pequeños trocitos de tamaño regular que después "blanquearemos" en agua hirviendo durante un par de minutos junto con los guisantes.
Pasados esos 2 minutos lo escurriremos con la ayuda de un colador y lo pasaremos inmediatamente por agua muy fría (si es posible con hielo) para interrumpir la cocción y que mantengan todas la propiedades y un bonito color.
Escurrimos y reservamos.

2. Pelamos, lavamos y partimos la patatas en dados no muy grandes.
Las freímos en abundante aceite de oliva de la forma que lo hagamos habitualmente.
Cuando están doradas las escurrimos perfectamente (para evitar añadir grasa al guiso de forma innecesaria) y reservamos.

3. Troceamos la carne en pequeños dados, salpimentamos y doramos en una sartén donde habremos echado un poquito de aceite de oliva *
Una vez dorada la reservamos también.

4. Picamos finamente la cebolla, ajo, pimiento rojo, pimiento verde y sofreímos en la sartén donde hemos salteado la carne (para aprovechar la sustancia que habrá dejado).
Añadimos un poquito de sal y continuamos rehogando hasta que toma color.

5. Cuando vemos que la verdura está pochadita añadimos a la sartén la harina y el pimentón, rehogamos para que pierda el sabor a crudo y vertemos el brandy, mantenemos a fuego fuerte unos segundos para que se evapore el alcohol y añadimos el agua.
Echamos la verdura, bajamos el fuego y dejamos que se cocine unos 5 minutos.

6. Incorporamos la carne (y por supuesto todos los jugos que haya dejado en el plato) y las patatas y cocinamos unos 7 u 8 minutos más.

7. Comprobamos el punto de sal por si fuera necesario rectificarlo y dejamos reposar unos minutos antes de servirlo.
Si os apetece y lo tenéis a mano podéis poner un poquito de cebollino fresco picadito justo antes de llevarlo a la mesa.

*este paso es mejor hacerle en dos tandas porque pretendemos dorar la carne por fuera sin cocinarla demasiado por dentro (para evitar que se reseque con cocciones prolongadas) y si echamos toda la carne de golpe a la sartén descenderá demasiado la temperatura y el efecto no será el deseado sino que la carne se cocerá en sus propio jugo.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia

4 comentarios:

Belen dijo...

Seguro que está igual de bueno que si se come en casa......bueno igual no. Pero la receta es de las sabrosas de verdad, sana y completa.
Bss

sopa boba dijo...

Un plato ríquisimo, y lleno de propiedades, que es lo que necisitamos aquí por lo menos en Galicia. Me quedo una ración
http://unospicanyotrosno.blogspot.com

CHARO dijo...

tiene un aspecto maravilloso. Está claro, clarísimo, que el que no come bien es porque no quiere

Anónimo dijo...

Hola Silvia, pero que abandonadas nos tienes con los suculentos platos que nos preparas con esa pinta exquisita que solo con ver la foto dice "cómeme", y nos das las recetas últimamente con cuentagotas.

besos guapa.