GARBANZOS con mejillones

Guiso caserito y tradicional, sabroso, sencillo, rápido y económico...¿Necesitais más motivos para animaros a probarlo?...


 INGREDIENTES

· 400 gr de garbanzos 
· 1 kg de mejillones
· 1 cebolla mediana
· 1 ó 2 dientes de ajo
· 1 tomate (es importante que esté maduro)
· Azafrán
· Aceite de oliva virgen extra
· Perejil fresco
(sal no echamos porque el agua de los mejillones ya le aporta la suficiente)

ELABORACIÓN

1. Ponemos los garbanzos a remojo la noche anterior.

2. Escurrimos el agua donde han remojado y les echamos en la olla rápida, cubrimos de agua, echamos un poquito de sal, cerramos la tapa y llevamos al fuego a máxima potencia. En el momento que sube la primera anilla roja bajamos el fuego, contamos 18 minutos y retiramos.
Reservamos hasta que pierde la presión y podemos abrir sin peligro.

3. Escurrimos los garbanzos pero guardamos el caldo porque lo vamos a necesitar.

4. Abrimos los mejillones al vapor como lo hagamos habitualmente, yo lo hago así y va genial.
Reservamos también el agua que sueltan.

5. Echamos un poquito de aceite de oliva en una cazuela, rehogamos la cebolla y el ajo que habremos cortado en brunoise. Añadimos las hebras de azafrán (como os digo siempre, ¡Sed generosos!, como si el azafrán lo pagase otro jaja) y cocinamos durante unos 6-8 minutos.
Incorporamos los garbanzos y seguimos rehogando a fuego fuerte un par de minutos más.

6. Rallamos el tomate para eliminar piel y semillas y lo añadimos a los garbanzos, rehogamos durante otros 5 minutos.

7. Echamos parte del agua de los mejillones y parte del caldo de la cocción de los garbanzos (la cantidad es libre, depende de cómo os guste el guiso si con más o menos caldo).
Dejamos que se cocine a fuego suave durante otros 5 minutos.

8. Añadimos los mejillones, con o sin cáscara (cada uno que lo haga como más apetecible y presentable le parezca) y mezclamos cuidadosamente. 
Dejamos a fuego muy suave durante unos 3 ó 4 minutos, comprobamos el punto de sal por si hiciera falta añadir un poquito, aunque no lo creo.

9. Apagamos el fuego y dejamos que repose un par de minutos más antes de servir.
Si os apetece podéis añadir un poquito de perejil fresco picadito a la hora de llevarlo a la mesa, queda estupendo.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!


Fuente de la receta: propia.
Agradecimientos: Kuhn Rikon.

8 comentarios:

AniMayo dijo...

Qué curioso! Nunca había visto esta versión! Y los mejillones me encantan, así que para la próxima los incluiré en la receta :D

Bss
Con Especias

Ana Melm dijo...

Que buenos!

Siempre me gusta ver recetas de legumbre sin carnaza ni embutidos, los que no podemos tomarlos lo agradecemos un montón!

La cocina de Camilni dijo...

Menudos mejillones más hermosos, así da gusto comer los garbanzos

Las Recetas de Manans dijo...

Nunca los preparé así, buena idea!

Las chachas dijo...

Ummm que buena la receta. Menudo color que tienen esos mejillones y con los garbancitos....Delicioso.

Belen dijo...

No necesito motivos solo necesitaba la idea jaja, porque es la primera vez que los veo, pero me gustan.
Besinos

Las salsas de la vida dijo...

Uisss!! pues no había yo visto nunca esta combinación! y ahora me urge probarla jajaja!! tiene una pinta buenísima Silvia!!

besiños salseros!

Tito

pequecantabria dijo...

Yo los voy a hacer hoy, y estoy segura de que los va a encantar! Gracias Silvia, eres una fuente de inspiración.