ALBÓNDIGAS DE PIQUILLOS


Creo que las albóndigas nos gustan a la mayoría de nosotros, a los peques de la casa les suelen encantar porque son fáciles de comer y jugositas. Por ello nunca está de más alguna idea para ir variando la receta original y darlas un toque novedoso.
La que hoy os dejo es una forma de preparar las albóndigas tan sencilla y deliciosa que ha pasado a formar parte de mi recetario básico inmediatamente, os la recomiendo sin duda.
El punto que las dan los pimientos de piquillo dentro de la masa es delicioso y a la carne le va de lujo, a ver que os parece.


INGREDIENTES

· 400 gr de carne picada de vacuno (podéis usar mitad vacuno y mitad cerdo si os gusta más)
· 1 yema de huevo
· 1 cucharada de postre de pan rallado
· 1 diente de ajo prensado
· Perejil fresco picadito
· 6 pimientos de piquillo asados
· Sal
· Pimienta negra
-Para freírlas:
· Harina
· Aceite de oliva virgen extra
-Para la salsa:
· 1 cebolla grande
· 1 diente de ajo
· Un poquito de aceite de oliva virgen extra
· Sal
· Brandy
· Caldo de carne casero (agua y un poquito de Bovril®, si vamos con prisa)

ELABORACIÓN

1. Mezclamos la carne picada con la yema de huevo, el pan rallado, salpimentamos, añadimos los pimientos de piquillo partidos en pequeños trozos y el perejil picadito.
Con las manos bien limpias amasamos unos segundos para que quede perfectamente integrado.

2. Formamos las albóndigas del tamaño deseado, pasamos ligeramente por harina (sacudiendo el exceso) y doramos en una sartén con aceite de oliva.
Retiramos a un plato que habremos cubierto con papel de cocina para que dejen allí el exceso de grasa.
Reservamos.

3. En otra sartén con muy poquito aceite vamos rehogando la cebolla y el ajo partidos en brunoise, añadimos un poquito de sal. Cuando toman color echamos parte del caldo donde vienen los pimientos de piquillo y el brandy, mantenemos a fuego fuerte unos 3 ó 4 minutos para que se evapore el alcohol.

4. Añadimos el caldo de carne (más o menos cantidad depende de si queremos la salsa ligera o más espesa), cuando rompe a hervir bajamos el fuego y cocinamos durante unos 10-12 minutos para que reduzca y se concentre.

5. Trituramos la salsa (o si lo preferimos la dejamos así para un resultado más "rústico"), introducimos las albóndigas y cocinamos durante unos 25-30 minutos a fuego muy suave.

6. Probamos para corregir el punto de sal si fuera necesario y ya estarán listas para disfrutar.
Con patatas fritas y pan para mojar la salsa son un escándalo...


¡ESPERO QUE OS GUSTEN!

Fuente de la receta: propia.


3 comentarios:

AniMayo dijo...

Qué buena pinta tienen esas albóndigas! Nunca las he hecho de piquillo pero tienen que estar deliciosas :P

Bss
Con Especias

Ana Melm dijo...

Que buena idea la de poner piquillos... yo suelo añadir calabacín o incluso manzana, tomo nota de estas.

garlutti dijo...

Son muy originales ...ya las he apuntado para hacerlas y...que ricas se ven ,besos