BONITO encebollado


El verano es época de disfrutar del Bonito del Norte en todo su esplendor, lo encontramos facilmente y a muy buen precio en los mercados así que hoy vamos a aprovechar esta circunstancia y lo prepararemos de una forma muy sencilla pero deliciosa. ¡Vereís que cosa más rica!.




En la receta original Javi utiliza atún pero yo, como no puede ser de otra manera siendo de Cantabria, lo he sustituido por nuestro preciado Bonito del Norte, aquí os dejo un excelente post del "Mule Carajonero" donde nos enseña a distinguir perfectamente entre atún y bonito, ambos estupendos tesoros del mar pero con notables diferencias.


INGREDIENTES

· Unos 800 gr de bonito del norte (limpio de piel y espinas y cortado en tacos de unos 3 cm)
· 3 cebollas
· 2 ó 3 dientes de ajo
· 10 cucharadas soperas de aceite de oliva
· Una cucharada sopera de un buen vinagre de Jerez
· 1/2 vaso de agua
· 1/2 cucharadita de pimentón
· 1/2 cucharadita de orégano (he usado fresco, pero seco vale perfectamente)
· Una hoja de laurel
· Sal
· Pimienta negra

ELABORACIÓN

1. Pelamos y partimos la cebollas en Juliana fina y el ajo en láminas.
Reservamos.

2. Ponemos en una cazuela baja y amplia 6 cucharadas de aceite (reservamos las otras cuatro porque las necesitaremos después) y llevamos al fuego, cuando alcanza temperatura añadimos los tacos de bonito salpimentados  (mejor si lo hacemos en dos tandas) y salteamos un momento, lo justo para que tome un ligero color dorado (no lo cocinéis demasiado o quedará seco y perderá todo su encanto).
Sacamos enseguida a un plato y reservamos.

3. Echamos en la cazuela el resto de aceite de oliva que teníamos reservado y el ajo laminado.

4. Cuando el ajo comienza a dorarse añadimos la cebolla, la hoja de laurel y un poquito de sal. Cocinamos a fuego medio durante unos 25-30 minutos, hasta conseguir que la cebolla quede blandita.

5. Pasado ese tiempo, cuando vemos que la cebolla está lista, subimos el fuego e incorporamos la cucharada de vinagre. Rascamos con una cuchara de madera el fondo para soltar los posibles restos de la fritura del bonito que le darán a nuestro guiso un punto muy rico.

6. Apartamos del fuego la cazuela y añadimos el pimentón y el orégano, removemos un poco para que se integren con el resto de ingredientes, echamos el agua e incorporamos los tacos de bonito que teníamos reservados (sin olvidar añadir los jugos que haya soltado en el plato, este detalle es muy importante).
Cocinamos a fuego muy suave hasta que se evapore el agua y se forme una salsa más espesa.

7. Probamos para comprobar el punto de sal, adornamos con un poquito de orégano fresco (si disponemos de él, sino no pasa nada) y listo para disfrutarlo. Si lo probáis con una ensalada de tomate, AOVE y unas escamas de sal veréis que buena combinación.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: Javi Recetas.

6 comentarios:

Belen dijo...

Es un clásico del verano que no puede faltar......en casa nos gusta mucho, ni los niños protestan.
Buen finde

Manoli Malagon Serrano dijo...

Tengo q hacerla,yo no le pongo orégano,así la próxima vez lo hare así.

asj dijo...

Y tanto que es un clásico! Está buenísimo y a ti te ha quedado tremendo, guapa.

besos

Lila GA dijo...

uuufff jolines que pinta!!
Ya me gustaria a mi pillar aunque fuese un cachito de estas delicias tuyas
Un besito

Mar Izvaz dijo...

Vaya fotos.. me han dado una ganas de comer bonito encebollado que no te imaginas!!

AniMayo dijo...

Tiene muy buena pinta, la verdad. Tomo nota para hacerla en cuanto pueda :P

Bss
Con Especias