GAZPACHO


Aquí en Santander el calor nunca hace estragos pero eso no me impedirá preparar este delicioso gazpacho que tanto ayuda a refrescar "almas" por toda la geografía española.
En casa nos gusta tomarlo con un puntito picante y para ello (como siempre) echamos mano de nuestro adorado Tabasco®, pero aquí llega la variedad en los gustos y cada unos elige su camino.





INGREDIENTES

· 500 gr aproximadamente de tomates bien maduros (he usado tomates en rama)
· 1/2 pepino 
· 1/2 pimiento verde italiano
· 1/2 cebolleta fresca
· 1/2 diente de ajo (entero si os gusta mucho como a nosotros)
· 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
· Vinagre de vino blanco al gusto (en casa unas 3 ó 4 cucharadas soperas)
· Unas gotas de Tabasco® original 
· Sal al gusto
· Un poquito de agua o 2 ó 3 cubitos de hielo (opcional)

ELABORACIÓN

1. Lavamos, troceamos los tomates* y les ponemos en el vaso de la batidora o en una cazuela alta si lo vamos a triturar con la batidora de mano.

2. Lavamos y pelamos el pepino, le troceamos y ponemos junto con los tomates.

3. Lavamos bien el pimiento, retiramos el rabo y la semillas, troceamos y unimos al resto de ingredientes.

4. Pelamos y troceamos la cebolleta y el diente de ajo (podéis retirar si queréis el centro del ajo o germen que según dicen es lo que en ocasiones produce sus desagradables y molestos efectos).
Añadimos al vaso de la batidora también.

5. Ponemos en marcha la batidora para que vaya haciendo su trabajo.

6. Vertemos el AOVE y el vinagre (es preferible ser cautos al principio e ir probando hasta dar con el punto que más nos guste), seguimos batiendo sin prisa, es importante para que emulsione bien y quede un gazpacho estupendo.

7. Añadimos sal al gusto, seguimos batiendo y probamos para poder rectificar si falta un "puntito" de algún ingrediente.

8. Si queda demasiado espeso** o simplemente nos gusta con una consistencia más ligera añadimos un poco de agua bien fría o unos cubitos de hielo y batimos un par de minutos más.

9. Pasamos por el chino o por el colador que tengamos y vertemos en una jarra (que resulte cómoda para guardar en la nevera) y refrigeramos durante unas horas antes de servirlo ya que uno de sus principales atractivos es tomarlo bien fresquito para aplacar el calor.

10. Por último a la hora de servir podemos adornar con una rodaja de pepino, un poquito de cebolleta, pimiento o huevo muy picadito y unas gotas de Tabasco®.


*podéis pelarles y despepitarles, yo no lo hago pero entiendo que hay personas a las que les puede desagradar la textura si no eliminan piel y pepitas
**la textura dependerá de la cantidad de agua que contengan las verduras que hayamos usado


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia

2 comentarios:

María G. G. dijo...

ummm pues si que tiene que estar rico ese puntito de tabasco

Las chachas dijo...

Menuda pinta y menuda foto. Nos encanta. Besos