ENSALADA MONTAÑESA

Ésta a pesar de ser una ensalada no podríamos incluirla en la categoría de platos ligeros ni de lejos, así que todos aquellos que estéis en plena "operación bikini" será mejor que no sigáis leyendo no sea que se os antoje y la después la liemos...



De verdad que merece la pena probarla porque está de escándalo, aunque a la vista de los ingredientes que lleva creo que no sea necesario que haga demasiado hincapié a la hora de contaros lo rica que resulta...esta mezcla de ingredientes solo puede dar como resultad un plato delicioso.
No contéis calorías, liaros la manta a la cabeza y animaros a prepararla.

INGREDIENTES

· Lechuga
· Solomillo de cerdo en la versión "low cost" (o solomillo de ternera si nos apetece tirar la casa por la ventana)
· Setas de ostra
· Pan (para hacer picatostes)
· Ajo
· Cebolla
· Queso azul
· Nata especial cocina
· Aceite de oliva virgen extra
· Sal
· Una pizca de pimienta


ELABORACIÓN

1. Ponemos la lechuga en un bowl con agua bien fría para que esté crujiente cuando la vayamos a utilizar.
Reservamos.

2. Partimos la cebolla en brunoise y la ponemos a pochar en una sartén con muy poquito aceite, cuando comienza a tomar color añadimos el queso (desmenuzándolo con las manos), mezclamos con una cuchara de madera e incorporamos la nata. Bajamos el fuego para se cocine sin llegar a hervir durante unos 8-10 minutos.
Corregimos el punto de sal si fuera necesario y añadimos un poquito de pimienta negra recién molida.
Vertemos en un cuenco donde reservamos para que se vaya templando mientras continuamos con el resto de los pasos.

3. Limpiamos bien las setas como lo hagamos habitualmente, las troceamos si son grandes, en caso de que fueran pequeñas las dejamos tal cual. Laminamos unos dientes de ajo y les ponemos a dorar en una sartén con aceite de oliva, enseguida incorporamos las setas, una pizca de sal y un poquito de pimienta recién molida. Podemos añadir una cayena si nos gusta el picante para que le de un puntito más a la ensalada.
Las cocinamos durante unos minutos hasta que veamos que están listas (incluso si adquieren un poquito de "costra" crujiente será estupendo) y las sacamos a un plato para que se vayan templando.

4. Partimos el solomillo en dados y lo pasamos por la sartén bien caliente donde habremos puesto unas gotas de aceite de oliva virgen extra, salteamos rápidamente, moviéndolo constantemente para evitar que se pase de punto demasiado.
Añadimos unas escamas de sal, sacamos a otro plato y reservamos un momento.

5. Troceamos el pan a modo de picatostes y lo freímos en la sartén donde hemos preparado el solomillo.

6. Tan solo queda montar la ensalada y para ello debemos escurrir perfectamente la lechuga (usar un centrifugador sería lo ideal), colocarla en el plato de presentación  y disponer sobre ella, las setas, el solomillo, los picatostes y finalmente la salsa de queso azul...


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.

2 comentarios:

Belen dijo...

Bufff que maravilla, total como parece que aquí el verano o el sol no quiere calentar mucho.....como que vamos a pasar de la operación bikini. Así que un plato por favor!!!
Bss

Las chachas dijo...

Vaya ensalada tan completa. Nos apuntamos la receta por que puede estar buenísima. Estamos de sorteo, pásate por el blog si quieres participar. Os dejamos el enlace por si queréis participar: http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/2013/06/gracias-nuestros-400-seguidores-sorteo.html