Garbanzos con chistorra


Seguimos preparando platos de cuchara tradicionales y muy fáciles pero con un "algo" diferente, en este caso unos garbanzos con chistorra son los que cumplen esos requisitos y además de eso son muy económicos.



Ya se que los más puristas se pueden tirar de los pelos al leer esto porque la tradición marca que la chistorra se consuma frita, estoy totalmente de acuerdo.
Es cierto que en bocadillo está escandalosamente rica y que si lo acompañas de una sidra o un Chacolí es alucinante (si no lo has probado, te recomiendo hacerlo cuando vayas al País Vasco) pero hoy vamos a darle una vuelta a la tradición y veréis que platazo nos queda.
Y que me perdonen los puristas...


INGREDIENTES

·200 gr de garbanzos
·1 puerro grande
·1 diente de ajo
·Una chistorra
·Unas gotas de aceite de oliva
·Agua
·Sal

ELABORACIÓN

1º- Ponemos los garbanzos a remojo la noche anterior en abundante agua.

2º- Al día siguiente desechamos el agua donde han estado remojando, les aclaramos bien bajo el grifo y escurrimos, reservamos un momento mientras hacemos el siguiente paso.

3º- Ponemos unas gotas de aceite en el fondo de la olla rápida y rehogamos el puerro (que estará perfectamente limpio), añadimos el diente de ajo prensado o picado muy pequeñito y una pizca de sal.

4º- Ponemos el agua a hervir en un cazo a parte.

5º- Añadimos los garbanzos, cubrimos con el agua que teníamos hirviendo, ponemos la tapa y cerramos para cocer como lo hagamos habitualmente.
El tiempo variará dependiendo de cada olla rápida.

6º- Partimos la chistorra en trozos del tamaño que más nos guste, les ponemos en un plato y les llevamos al microondas durante un minuto para que pierda un poquito de grasa y poder retirarlo antes de añadir la chistorra al guiso.
Por supuesto este paso es opcional (aunque recomendable) por lo que si preferís poner la chistorra con toda su "sustancia" en los garbanzos sois totalmente libres de hacerlo.

7º- Una vez han cocido los garbanzos y vemos que están en el punto que nos gustan añadimos la chistorra (con o sin sustancia allá cada uno con su conciencia jaja) y dejamos a fuego suave durante unos 5-6 minutos más para que se integren los sabores.

8º- Comprobamos el punto de sal y listo para servir y disfrutar.
Os aconsejo servirlo acompañado de unas guindillas, le dan un puntito estupendo y ayudan a entrar en calor que no veas...

¡ESPERO QUE OS GUSTEN!

Fuente de la receta: propia.


4 comentarios:

Nube de Sabores dijo...

Qué buenos! con lo que me gusta la chistorrita, esto no me lo pierdo!!

Elena P dijo...

Comida de cucharita para el frió que sigue haciendo en este mes! Muy buena pinta un saludo desde El Recetario de Elena

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Estos platos me tientan como no te imaginas! está francamente delicioso!

ana mari martin martinez dijo...

Que buena pinta por dios!
No creo que les moleste mucho a los puristas, si no les mandas un tupper y enseguida cambiaran de opinión.
Me han encantado
un beso