'Banana frozen', postre cremoso a base de plátano congelado

¿Cuántas veces has tenido que terminar tirando, muy a tu pesar, plátanos demasiado maduros? A mi me ocurría bastante a menudo antes de descubrir que congelar plátanos es una excelente forma de asegurarse dos cosas:
a) cero despilfarro
b) un postre delicioso.
Cremoso, dulce pero nada empalagoso, fresco pero agradable en cualquier época del año, saludable y muy presentable. Todo eso y mucho más es este 'banana frozen'. Además, hacerlo no entraña ninguna dificultad y se prepara en un suspiro.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]



¿Te he convencido? ¿Te animas a probarlo? Pues tan solo necesitas congelar plátanos con antelación, verás que invento. Vamos a ello.



INGREDIENTES (para una ración)

· 1 plátano de Canarias (pelado, troceado y congelado)
· 30 ml de leche de arroz (o la leche vegetal que tú prefieras)
· Unas gotas de extracto natural de vainilla
· Una pizca de canela en polvo
· 2 cucharadas de muesli crujiente con trocitos de chocolate (yo uso el ecológico de Lidl y está riquísimo)
· Yogur natural
· Sirope de agave


ELABORACIÓN


1. Pon el plátano congelado, la leche, el extracto de vainilla y la canela en el vaso de la Thermomix o el robot triturador que uses en casa. Tritura hasta conseguir una crema homogénea.

2. Sirve en el fondo de un vaso, copa o cuenco. Lo que prefieras, el caso es que esté a tu gusto.

3. Añade el muesli, un par de cucharadas soperas de un yogur natural de calidad, un hilo de sirope de agave (o miel si te apetece estará delicioso también). Remata con vainilla molida o rallada si dispones de ella y disfruta de esta delicia sin ningún tipo de remordimiento.

-Variantes-
· Pon otro tipo de cereales como arroz inflado (chocolateado o no) o copos de maíz, variar siempre es una opción interesante.
· Si te gustan las especias tanto como a mi, te aconsejo que pruebes a añadir un poquito de cardamomo, clavo, jengibre, anís estrellado, 'allspice' o pimienta de Jamaica e incluso nuez moscada a la mezcla junto a la canela.
· Incorpora a la lista de ingredientes; uvas pasas, arándanos secos, higos u orejones, quedarán de maravilla.
· ¿Tienes sésamo garrapiñado? ¡Bien! La cosa se pone interesante. Ponle, verás que cosa más rica.
· Nueces, avellanas, almendras, pistachos, cacahuetes o anacardos sin salar etc. Le sientan de lujo a este postre. Experimenta, no te cortes.
· Sumar fruta fresca (grosellas, frambuesas, trocitos de tu variedad de manzana favorita, kiwi o fresas) también será un acierto. 
· Para terminar te diré que rematarlo con un poquito de cacao puro debería ser una obligación en lugar de una sugerencia jajajaja.



¡Espero que te guste!

Fuente de la receta: propia.


2 comentarios:

Migas en la mesa dijo...

Adorable. Los plátanos congelados los tenía fichados, uso mucha fruta congelada para hacer batidos o helados de pega caseros, me apunto tu propuesta :)

MontseMorote dijo...

Un postre bien rico y muy completo.
Besoss