Salsa teriyaki. Receta de salsa japonesa (adobo japonés)



Esta salsa típica de la cocina japonesa que traigo hoy es un ingredientes muy versátil, se trata de una especie de adobo ligeramente dulce y con un sutil sabor a puerro y jengibre.
Podrás usar la salsa teriyaki tanto para marinar carnes (pollo, cerdo o ternera), pescados (con salmón funciona de maravilla) o mariscos (prueba con unos langostinos o gambas ¡Verás que bien queda!) antes de cocinarlos a la plancha o parrilla, como en 'crudo' para dar un toque de sabor  rematando con ella platos de verduras asadas, pasta o arroces orientales.

La salsa teriyaki aporta la 'chispa' que marca la diferencia entre una receta más y aquel delicioso bocado que brilla y consigue que tus invitados siempre alucinen con tus ideas.



[pincha en la foto para ampliar la imagen]



Es extremadamente fácil de hacer —vamos que no tiene ninguna ciencia— y encontrar los ingredientes no te supondrá tampoco ninguna dificultad ya que hoy en día los encuentras en cualquier supermercado o en tiendas virtuales de venta online.



INGREDIENTES

· 200 ml de salsa de soja
· 100 ml de Mirin
· 100 ml de Sake
· 100 gr de azúcar
· La parte verde de un puerro
· Un trozo de jengibre fresco




[pincha en la foto para ampliar la imagen]



ELABORACIÓN


1. Lava el puerro, poniendo especial cuidado en eliminar bien los posibles rastros de tierra. Pela el jengibre. Reserva.

2. Pon todos los ingredientes en un cazo y lleva a ebullición, mezcla con la ayuda de unas varillas o una cuchara para facilitar que el azúcar se disuelva.
Cuando rompa a hervir baja el fuego y cocina entre 5 y 8 minutos, el tiempo depende de lo concentrada/reducida que quieras tu salsa teriyaki casera.

3. Cuando haya perdido temperatura ayúdate de un colador y vierte la salsa en un bote con tapa, cierra y guarda en la nevera, ten a mano para usar siempre que te apetezca dar un auténtico y riquísimo 'aire oriental' a tus recetas.
Si lo mantienes en la nevera se conserva en perfectas condiciones durante semanas.


¡Espero que te guste!

Fuente de la receta: propia.