Langostinos aliñados


Aperitivo, entrante o plato principal, no lo sé. Depende el gusto que le cojáis a estos deliciosos langostinos. Una receta super fácil de hacer y muy práctica, ya que lo ideal es que la tengas lista con antelación para que los langostinos tomen bien el sabor de los ingredientes del sabroso aliño, y puedas disfrutar de ellos en todo su esplendor.





¡Pruébalos esta Navidad y verás como repites!



INGREDIENTES

· 800 gr de langostinos
· 150 ml de agua
· 2 dientes de ajo
· Un buen ramillete de perejil fresco
· 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
· 3 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco
· Pimienta negra recién molida
· Sal 



ELABORACIÓN


1. Pela los langostinos, dejando la cabeza y la cola para que la presentación sea más agradable.

2. Lava, seca y pica finamente el perejil fresco. Reserva.

3. Pela y prensa los dientes de ajo. Reserva también.
Si no dispones de "prensa ajos" pártelo lo más pequeño que puedas.

4. Pon los langostinos en el fondo de una cazuela, vierte el agua, tapa, lleva al fuego y espera que llegue a hervir. En ese momento mueve cuidadosamente para que se cocinen los de la parte superior, cocina un minuto más y aparta del fuego.

5. Escurre el agua [puedes aprovecharlo para un fumet] y rápidamente [para que los langostinos estén bien calientes y tomen mejor todos los ingredientes], añade el ajo, el perejil, el aceite, el vinagre, la pimienta negra al gusto [te recomiendo que pongas una cantidad genrosa] y una pizca de sal.

6. Pon la tapa a la cazuela, dale un buen "meneo" para que se mezcle y reparta bien el aliño. Deja reposar unos minutos y disfruta junto con una copa de un buen cava, champán o tu vino blanco preferido.


Estos langostinos se comen a temperatura ambiente. 
No debes calentarlos a la hora de servir.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!


Fuente de la receta: propia.

2 comentarios:

Migas en la mesa dijo...

Divinos!

Me encantan tus langostinos, un poco distintos de los típicos y además, que se pueden hacer con antelación...

Las Recetas de Manans dijo...

Que ricos y sabrosones.