Hummus o crema de garbanzos con tahini


Si hay un momento que a todos nos guste es aquel que compartimos con nuestros amigos, cerveza o copa de vino en mano, amena conversación y cosas ricas para picar.
Ese, justo ese, sería el momento que elegiría si me preguntasen "haciendo qué"  me gustaría pasar el resto de mi vida.

¿Y de aperitivo? ¿Qué serviría de aperitivo en ese momento idílico? Se me ocurren muchas cosas pero una no podría faltar [porque me gusta, porque siempre destaca y porque en mis sueños elijo lo que me da la gana de aperitivo jajajajaja], un HUMMUS tradicional  de garbanzos servido con pan de pita crujiente y crudités de verduras, un clásico, un Sr. aperitivo que nunca te deja mal.





INGREDIENTES

· 1 bote de garbanzos cocidos
· 2 cucharadas soperas de tahini
· 1 diente de ajo
· Sal
· 1 pizca de pimienta negra recién molida
· 2 cucharaditas de comino molido
· El zumo de medio limón
· Pimentón de la Vera [dulce]
· Perejil fresco
· Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
· 1/2 vaso de agua o caldo si hemos cocido los garbanzos en casa*




ELABORACIÓN


1. Si te decantas por usar los garbanzos de bote, elimina el líquido en el que vienen conservados y enjuaga bajo el grifo con la ayuda de un colador.

2. Una vez escurridos ponlos en el vaso de la batidora junto con el diente de ajo pelado, el tahini, la sal y la pimienta, el comino y el zumo de limón.
[si quieres reserva unos 8 garbanzos para la presentación]

3. Tritura y ve añadiendo el agua o caldo a poquitines [puede que no lo necesites todo] hasta que consigas una textura cremosa pero con cuerpo que permita que el hummus se adhiera al alimento con el que vayas a comerlo, algo similar a un guacamole.

4. Pasa la pasta resultante a un cuenco o plato hondo y con una cuchara presiona el centro mientas haces círculos con ella. Es el modo tradicional de presentación.

5. Remata con un poquito de pimentón de la Vera, un hilo de aceite de oliva virgen extra, los garbanzos enteros que reservaste y una pizca de perejil fresco picado. También puedes añadir una cucharadita de semillas de sésamo tostado, queda de vicio.

Sirve acompañado de pan de pita tostado y/o crudités de verduras (bastones de zanahoria, apio, o pepino, champiñones laminados o rabanitos)


*si prefieres cocer los garbanzos en casa puedes añadir unas hebras de azafrán que le darán un delicado sabor.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.


1 comentario:

Noe mipasioncocinar dijo...

Que bueno, con tahini nunca lo hice,con tu permiso tomo buena nota de la receta, compraré tahini y lo pruebo sin duda, genial para un picoteo,besos