Champiñones rellenos con risotto de bacon exprés


Puede sonar raro pero si le cambiamos el título (sin variar ni uno de sus ingredientes) suena de vicio, vamos a hacer la prueba, veréis: "Risotto de bacon y champiñones" ¿A qué así sí? ¿A qué ahora tiene más sentido?
Pues en realidad es lo mismo pero aplicándole eso de "el orden de los factores no altera el producto".






Vale que no nos vamos a currar un risotto como dictan los cánones, vale que el nuestro es de lo más impostor [como diría el amigo Falsarius], vale que hoy le echamos un poco de caradura. Pero os prometo que el resultado es de los que conforma y sorprende [para bien, claro] incluso a las suegras más exigentes jajajajajaja.



INGREDIENTES

· 8 champiñones grandes
· 1/2 cebolla pequeña
· 1 diente de ajo
· 60 gr de bacon en pequeños tacos
· 100 gr de arroz de grano redondo cocido
· 140 ml de nata especial cocina
· 2 cucharadas soperas de vino blanco
· 1 cucharada sopera de aceite
· Queso parmesano rallado
· 1 pizca de sal
· Pimienta negra recién molida



ELABORACIÓN

1. Limpiamos y retiramos el pie de los champiñones.

2. Llevamos una sartén al fuego (podéis usar una plancha eléctrica, lo que prefiráis), pincelamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y ponemos una pizca de sal en el fondo (poquita cantidad, tan solo pretendemos que los sombreros de los champiñones tomen la justa).
Cocinamos los champiñones hasta conseguir que estén dorados por ambos lados. Sacamos a un plato, colocándoles con el hueco donde irá el relleno hacia abajo. Reservamos.

3. Picamos la cebolla y el ajo lo más finamente posible y ponemos en una sartén con una pizca de aceite de oliva. Salteamos a fuego medio y cuando la cebolla comienza a estar transparente añadimos los tacos de bacon. Continuamos rehogando hasta que éste último esta dorado.

4. En este punto incorporamos el arroz cocido, mezclamos y salteamos un par de minutos más.

5. Echamos el vino blanco y mezclamos mientras continuamos salteando a fuego fuerte.

6. Una vez se ha evaporado el alcohol es el momento de añadir la nata y remover con una cuchara de madera hasta conseguir nuestro risotto exprés.
En unos 3 ó 4 minutos veremos como está listo, tan solo queda añadir una pizca de pimienta negra recién molida y apartarlo del fuego para que pierda temperatura y podamos rellenar los champiñones sin quemarnos.

7. Rellenamos los champiñones, ponemos un poquito de queso parmesano sobre cada uno y gratinamos un par de minutos hasta fundir el queso.

Quedan estupendos, una tapa o guarnición para carne fácil y muy original, de verdad que os la recomiendo.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.



3 comentarios:

Noe M dijo...

gustar¿?GUSTAR es poco a mi me ha encantadooo, me da iwal como lo escribas jeej me resulta iwal te apetecible y tentador, los del rissotto expres genial, la verdad que presentado asi en los champis me parece un bocado genial,besos

Migas en la mesa dijo...

A mí no me parece nada impostor! Me parece una idea muy original y rica.

Cuca dijo...

Pues a mí no me ha sonado raro sino absolutamente delicioso ¡y tus fotos lo confirman! ¡imposible resistirse a estos champiñones!

¡Besos mil desde http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es!