Truco para enfriar cervezas (o refrescos) mucho más rápido


La cerveza de tus sueños, esa de tu marca favorita, bien fría o casi helada [como debe ser]
Con espuma o sin espuma, como tú prefieras [a mi sin ella, por favor].
En la mejor terraza del mundo [la de tu casa], en tu jardín o en el de tu amigo Manuel, en el camping o en la finca de tus suegros. Dónde y cómo sea pero siempre en buena compañía y fría.

Fría, muy fría, de esa inhóspita y caliente estantería del supermercado a tu copa helada en menos de media hora (menos de 5 minutos si lo que quieres es enfriar una sola lata)
¿Eso es posible? Sí, es posible con este truco para enfriar cervezas o refrescos más rápido que hoy os cuento.





Un truco la mar de tonto [que jamás hubiera publicado porque creí que todo el mundo conocía hasta que al hacerlo con unos amigos observe el "ojiplatismo" generalizado] pero que te sacará de muchos apuros cuando te surja un imprevisto doméstico, llámalo; barbacoas organizadas en el último momento, cenas que surgen así de repente o un simple "que bien me beben mis amigos" jajajajaja.

Pero no solo utilizarás este truco cuando la sed apriete y la prisa te embargue, también resulta chulo [y práctico] para colocar en una mesa auxiliar, al lado de donde estéis comiendo, y que tus invitados gocen de total libertad para coger una cerveza o un refresco bien frío en el momento que les apetezca.


Únicamente necesitas:

· Cervezas o el tipo de refresco que deseéis 
· 1 cubo o cubitera, un cuenco amplio (yo he usado un bowl grande de acero inoxidable de Ikea) o una nevera de playa 
· Abundante hielo
· Un poco de agua
· Sal 
· 30 minutos (tan solo 5 si el único sediento eres tú)

Pones las cervezas dentro del cubo, cuenco o nevera portátil del que dispongas, rellenas los huecos de hielo (sin escatimar), añades un poco (muy poco) de agua y rematas con un par de generosos puñados de sal (yo he usado gruesa).
Mezclas y esperas.
Si quieres enfriar entre 6 y 8 cervezas deberás esperar unos 30 minutos, lógicamente cuantas menos cervezas pongas a la vez antes lograrás que alcancen la temperatura soñada.
Si lo que pretendes en enfriar tan solo 1 lata estará a una temperatura más que aceptable en menos de 5 minutos.

Una última cosa, cuando digo "frío" me refiero a "casi helado", por lo que si no tienes complejo de esquimal [yo sí] es probable que necesites mucho menos de 30 minutos para tomarte una cerveza o una lata de tu refresco preferido a la temperatura que consideras aceptable.

Los más espabilados estaréis pensando "Pero si yo meto las cervecitas en el congelador y las enfrío en mucho menos tiempo, anda déjate de experimentos" mientras os dirigís a la cocina y al abrir la puerta del mismo observáis con estupor que está lleno de bolsas de espinacas, nuggets como para alimentar a cientos de personas durante una apocalipsis nuclear y guisantes rodando de un lado a otro como en un frenético y diabólico baile cuyo único fin es sacarte de tus casillas.


¡DE VERDAD, PRUÉBALO Y ME CUENTAS!