Tartar de salmón salvaje y aguacate con ensalada verde


¿Os gusta el tartar? ¿No os atrevéis a prepararlo en casa porque creéis que está fuera de vuestras posibilidades? ¿Solo lo pedís cuando lo veis en la carta de algún restaurante?
Yo hasta hace poco estaba en esa situación, no lo hacía porque pensé que era demasiado complicado que me quedase como Dios manda.
Bueno, pues el miedo pasó a la historia, hoy os presento una forma deliciosa y super sencilla de preparar un tartar casero. Solo debemos tener en cuenta la importancia de elegir un salmón que nos proporcione todas las garantías en cuanto a frescor.
Si os gusta el tartar, no lo dudéis y probad esta receta. Seguro que os encanta.




De carne infinitamente más tersa que el popular salmón noruego engordado en piscifactorías, el salmón salvaje de Alaska tiene un delicado sabor, color rojo intenso y en él no se observan las vetas de grasa típicas que aparecen en los salmones de acuicultura.
Todo ello hace que resulte una verdadera delicia.
Por si os puede interesar os diré que lo he comprado en Aldica, si vivís en Santander o inmediaciones no os quedéis con las ganas de probarlo porque merece la pena.



INGREDIENTES

· 400 gr de salmón salvaje de Alaska fresco, sin piel ni espinas
· 2 aguacates maduros
· 30 gr de pepinillos
· 30 gr de alcaparras
· 1 chalota pequeña (o cebolleta fresca)
· 1 lima (o limón)
· 6 cucharadas de aceite de oliva
· 1 cucharada de postre de salsa Perrins
· Unas gotas de Tabasco
· Unas gotas de salsa de soja
· 1 cucharadita de mostaza a la antigua
· Sal en escamas
· Pimienta negra recién molida
· Huevas de salmón y sésamo negro para decorar (opcional)

- Para la ensalada verde:
· Escarola
· Manzana verde "Granny Smith"
· Aceite de oliva virgen extra
· Unas gotas de vinagre suave (yo he usado uno de frutos rojos)
· Ralladura de lima (o limón)
· Sal en escamas



ELABORACIÓN

1. Lo primero que debemos hacer es cortar el salmón (que como os comentaba ates, es imprescindible que esté muy fresco) en dados lo más pequeños posible y ponerlo en un bowl.

2. Hacemos lo mismo con los pepinillos, alcaparras y chalota. Mezclamos con el salmón.

3. Partimos por la mitad, retiramos la pepita, pelamos y troceamos los aguacates del mismo modo que el resto de ingredientes. Incorporamos al bowl y añadimos el zumo de lima.
Tapamos con papel film y reservamos un momento en el frigorífico (está mucho más rico si lo servimos más bien frío)

4. Preparamos el aliño del tartar mezclando en un bote con tapa (para poder agitarlo enérgicamente) el aceite de oliva, la salsa Perrins, la mostaza, unas gotas de salsa de soja, el Tabasco, sal y pimienta negra recién molida.

5. Añadimos el aliño al bowl donde tenemos el resto de ingredientes, mezclamos y servimos ayudándonos con un aro de emplatar (si no disponemos de él, intentaremos con la ayuda de 2 cucharas colocarlo de forma atractiva).
Acompañamos de huevas de salmón, sésamo negro y ensalada verde.



¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.


3 comentarios:

Ana Melm dijo...

Ay salmón salvaje! Eso para mí es un sueño casi lujurioso :) vaya precio que tiene aquí en Madrid, es para mirarlo de lejos...

Que envidia me das!

Sofia martin de nicolas dijo...

Esa combinación me encanta, además de ser una receta muy ligera, delicioso, besos
Sofía

La cocina de Cris y Laura dijo...

Que rico!! A mi el salmón y el aguacate me encanta.
Besos crisylaura.