Sí, yo fui a la IX Asamblea Euro-Toques en Santander


No os ha pasado nunca que de repente la vida os ofrece una oportunidad estupenda que no hubierais imaginado llegar a tener ni en el mejor de vuestros sueños y de repente os quedáis bloqueados y la oportunidad pasa como el AVE, a toda prisa ante vuestros ojos, y la veis alejarse y sabéis que jamás volverá y os sentís imbéciles profundos...Pues a mi sí me ha pasado.
Ahora os lo cuento pero por favor permitidme que lo haga al final del post, por aquello de mantener la tensión y qué leches, por obligaros a leerle si os queréis enterar bien jaja.




Los días 11, 12 y 13 de mayo se celebró en Santander la Asamblea Nacional EURO-TOQUES y fui invitada (por Gustatio, empresa organizadora del evento) a la cena de bienvenida en el Gran Casino Sardinero en Santander donde se llevó a cabo un estupendo show cooking a cargo del equipo de cocineros Euro-Toques Cantabria a los que tengo la enorme suerte de conocer en su mayoría y haber catado en más de una ocasión las delicias que salen de sus cocinas.
Obviamente yo fui invita en calidad de bloguera o foodie o apasionada tuitera o llamadlo como queráis menos tripera o canapera , eso no por Dios. Os juro (y los organizadores de eventos que me conocen lo pueden atestiguar) que soy una invitada prudente, que no "hago gasto" o que no me pongo "hasta el ojo" vamos jajaja.




Puedo contaros que lo pasé bien, pero eso no es relevante, ni novedoso, ni tiene ningún mérito para la organización ni siquiera para mi, lo paso bien con mucha frecuencia y con cierta facilidad.

Puedo contaros que vi como los anfitriones, el grupo de Cocineros Cantabria, se desvivían porque todo saliese bien. Y a juzgar por las caras y por la cantidad de bigotes que se movían a la vez en el majestuoso salón del Gran Casino Sardinero lo debieron conseguir.

Puedo contaros que hay gente que trabaja con ganas y que da gusto tenerles cerca porque la onda expansiva de su ilusión te salpica y emociona. 

Puedo contaros que hay gente que pese al éxito, fama, notoriedad o libro de reservas repleto de clientes mantienen su sencillez, su cercanía y lleva los bolsillos repletos de humildad.
Unos cracks.







Puedo contaros que por el contrario hay otro tipo de gente, gente oscura que parece que olvidó lo que significa la palabra educación o prudencia hace muchas estrellas de esas del muñeco acolchado...
O simplemente es que con la edad han alcanzado un estado de sabiduría absoluta por el cual se pueden permitir vivir un par de escalones por encima del resto de los mortales. 

Como veis puedo contaros muchas cosas pero al final lo único diferente que puedo aportar a la infinidad de crónicas que se han escrito sobre esta Asamblea y la visita de tanto cocinero ilustre a nuestra Región es un detalle, una frase, 3 palabras que marcan la diferencia entre un encuentro interesante y un fracaso de encuentro...
Un "¡Ay! Que vergüenza" que le solté a Joan Roca cuando sin que nadie nos presentase se acercó a darme dos besos, como una pava sí, como una imbécil, como si fuera fácil encontrarse con él y tener la oportunidad de entablar una conversación interesante, como si yo tuviera vergüenza de algo cuando en realidad hace siglos que perdí esa cualidad o puede que nunca la tuviera.

Sí, tenéis razón, una pena. Cada vez que lo recuerdo esas 3 palabras retumban dentro de mi cabeza como si fueran las tres palabras que sentencian mi carrera como foodie o como lo que sea, en este punto de la historia ya merezco incluso que me llaméis canapera por lo friki e insensata que fui.

Estar conversando plácidamente con un encanto de persona y excelente cocinera de la talla de Maria José San Román (Monastrell) y que de repente se acerque Joan con su carita sonriente y decir esa estupidez no tiene precio...bueno si que lo tiene, perder la oportunidad de entablar la conversación de mi vida.
Esa, justo esa, soy yo...

El lunes fue un día muy especial y atareado, al mediodía un grupo de amigos y productores cántabros, en un marco incomparable como es nuestro Palacio de la Magdalena tuvieron la oportunidad de presentar de una forma más directa a los Chef asistentes a Euro-Toques sus pequeñas joyas (orujo, huevos ecológicos, anchoas y bonito del norte, quesucos...)
Por cierto no es por ser chovinista pero aquí en Cantabria se están haciendo las cosas muy bien en algunos sectores y el fruto de ello es la excelencia.




Por la tarde los Cocineros de Cantabria tenían un plan estupendo, criticado por unos, alabado por otros pero al final catado por todos...Un bocadillo gigante de rabas que muchísima gente se acercó a degustar a la Plaza Porticada y que finalmente fuera o no el bocadillo de rabas más grande del mundo lo que si fue la merienda de muchos santanderinos.
¿Qué si estaba rico? No lo sé, no llegué a probarle, pero como siempre habrá opiniones para todos los gustos.
Yo me quedo con la ilusión con la que fue preparado, de esa si que doy Fe.


Imagen vía Europapress.


En fin esto fue para mi la Asamblea Euro-Toques en mi tierruca, sin dar nombres, sin desvelar más detalles os diré que resultó una experiencia increíble que aún lo hubiera sido más si no fuera por esas 3 palabras tan absurdas como inoportunas. Ese "¡Ay! Que vergüenza" que arruinó mi carrera como blogger justo cuando comenzaba a despegar...jajajaja.

Por cierto, disculpad la calidad de las imágenes pero regresaba de viaje, sin pasar por casa a coger la cámara y no tenía más opción que utilizar el móvil para hacerlas.
Está claro que necesito un móvil nuevo, léalo quién corresponda...(sí Alberto, ésto va por ti jaja)


6 comentarios:

lola dijo...

No pasa nada, naturalidad ante todo.
Y ese orujito de Los Picos que bueno que está....

Lolah dijo...

Conociendote, no creo que hayas arruinado ninguna carrera, tu tienes recursos de sobra para salir de situaciones así y seguro que se llevaron una impresión magnifica de tu espontaneidad y tu simpatia. Por otra parte, menuda suertaza conocer a toda esa gente magnífica.
Un besazo.

noe dijo...

Sin duda un día maravilloso, a pesar de tus 3 palabras de las k te arrepientes, estoy segura k no has arruinado nada jeej estoy de acuerdo en k fue naturalidad lo k te salio, y eso no es malo, todo lo contrario, además de todo se aprende, estoy segura k tarde o temprano tendrás otra ocasión y podrás entablar la conversación k realmente kerias tener, besos

Anónimo dijo...

Arrepentirte tu de nada, eres genial, la mejor, esas cosas k ocurren sin mas importancia k la que uno le de, asique tu adelante que no hay quien te haga ni sombra.


besos guapa.

Graci-a dijo...

No puedes ser más natural y eso nunca estropea las cosas..así que, tranquila. Seguro que él lo entendió todo.

besos.

isabel dijo...

Privilegio el que tenemos nosotros por tenerte de reportera , de bloguera recatada , de ayudante , de amiga , de embajadora gastronomica , y de todo.
Y el Joan roca lo que debio pensar es " mira que gente mas espontanea , sencilla y natural hay en esta tierra ." De gente esperpentica y complicada ya estamos todo el mundo hartos .
Arriba esa Silvia Cocinitas y ese orujito !!!!
Besos , darling .
Vales todos tus twits en oro !!! ;))