Cómo preparar arroz para sushi (receta fácil)



Si no lo habéis preparado nunca puede que penséis que elaborar el arroz para sushi es demasiado complicado y desistáis de la opción incluso antes de haberlo intentado.
Por eso hoy escribo este post, me encantaría conseguir convenceros de lo fácil que podemos conseguir un estupendo arroz para sushi y preparar una deliciosa comida o cena en casa al alcance de todos los bolsillos.

Lo que si quiero que quede claro es que este post no pretende en ningún momento ser una clase magistral de cómo preparar arroz para sushi. Nosotros somos totalmente autodidactas por lo que puede que el tratamiento que le damos al arroz no sea el más correcto durante el proceso y si eres una persona entendida en la materia te cojas un cabreo bastante importante conmigo.
Si es así, ahí van mis disculpas de antemano jaja...




Antes de nada os dejo el enlace del primer post que publiqué acerca del sushi, no sé si lo recordaréis, en él preparábamos la lista de la compra para tener claro las cosas que vamos a necesitar cuando nos pongamos manos a la obra.
Hoy para el arroz necesitamos:

INGREDIENTES

· 200 gr de arroz japones (de grano corto y muy glutinoso)*
· 230 gr de agua
· 5 cucharadas soperas de preparado para sushi (vinagre de arroz + azúcar + sal)**

ELABORACIÓN

1. Lo primero que haremos es lavar bien el arroz para eliminar el almidón, este paso es imprescindible, os cuento como lo hacemos en casa, veréis que sencillo:
- Colocamos el arroz en un chino y lavamos bajo el grifo con abundante agua, con una mano agarramos el chino y con la otra movemos constantemente el arroz para ayudar a eliminar todo el almidón (hacerlo con el chino es muy cómodo porque al ser profundo facilita el que podamos mover el arroz sin miedo a que se salga o se caiga por todos lados) Si no tenéis chino por supuesto podéis hacerlo con un colador un poquito grande.
Es fácil ver como el proceso va avanzando, a simple vista comprobamos que el agua al principio sale blanquecina y a medida que vamos moviendo el arroz bajo el grifo cada vez sale más claro.
Cuando observamos que el agua ya no sale turbio por la parte baja del chino echaremos el arroz en un bowl y lo cubriremos de agua, dejamos reposar unos 15 minutos.

2. Una vez han pasado esos 15 minutos, eliminamos el agua con el que estaba remojando el arroz. Si vemos que aún queda un poquito turbio por el reposo, le damos un par de "meneos" nuevamente bajo el grifo hasta que el agua salga completamente transparente.

3. El siguiente paso es la cocción del arroz y para ello lo ponemos en una cazuela (que tenga tapa de cristal y que dicha tapa ajuste perfectamente), añadimos el agua medida (osea los 230 gr), tapamos y llevamos a ebullición a fuego fuerte, con la tapa puesta que ya no debemos retirar en ningún momento.
En cuanto vemos a través de la tapa que ha llegado al punto de ebullición (por eso es imprescindible que sea de cristal) bajamos el fuego y cocinamos durante 6 minutos.
Para que os hagáis una idea de la potencia del fuego que debéis manejar os diré que nuestra placa de inducción tiene 9 niveles de potencia, bueno pues al principio lo ponemos al 9 hasta que llega a ebullición y en ese momento lo bajamos al 5 durante 6 minutos.

4. Apagamos y sin destapar en ningún momento dejamos que repose 10 minutos.

5. Ahora viene lo más sencillo de todo, el proceso de aromatizado o avinagrado.
Tan solo tenemos que extender el arroz ya reposado y templado en una fuente o bandeja de cristal, cerámica o madera y añadir el preparado para sushi. Mezclamos con suavidad y si contamos con un abanico le damos un poquito de aire para que pierda temperatura rápidamente y quede perfecto.
Y ya tenemos listo nuestro arroz para sushi.
Recordad que deberemos dejarlo enfriar por completo antes de usarlo pero que no lo prepararemos con demasiada antelación o perderá parte de su encanto.


*Como os comento en el post de la lista de la compra, el precio del arroz japones para sushi puede que no esté al alcance de todos los bolsillos por lo que insisto en que si no lo puedes comprar o simplemente no lo encuentras comiences probando con el arroz bomba convencional (SOS, La Fallera o el que uséis habitualmente. Eso si, es recomendable que sea de cierta calidad), sé que este comentario va en contra de lo establecido y recomendado por los profesionales y lo respeto, simplemente es mi opinión y por supuesto me hago absolutamente responsable de ella. Creo firmemente que es mejor probar con lo que tengas a tu alcance que quedarte con las ganas y no poder comer sushi aunque te encante.
**Lo más cómodo resulta comprarlo hecho pero también es cierto que resulta más caro así que os diré como lo preparamos en casa:
-Mezclamos hasta disolver perfectamente 300 ml de vinagre de arroz con 4 cucharadas de postre de azúcar blanca y 1 cucharada de postre de sal. Vertemos en en una botellita y listo para guardar en la nevera y utilizar varías veces.

Animaros a prepararlo, os va a quedar perfecto y la satisfacción de ir aprendiendo a elaborar pasito a pasito vuestro propio sushi casero será inmensa.

Y recordad, como os explico en el primer post de "Sushi fácil", los ingredientes no tienen por qué salirnos por un ojo de la cara, podemos encontrarles estupendos e igual de válidos en bazares orientales y su precio seguro será muchísimo más asequible.

¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.

5 comentarios:

Una admiradora mas dijo...

Me gusta, lo probaré.

besos

Belen dijo...

He tomado buena nota, aunque no vaya a prepara el sushi original, pero si algo improvisado con ese arroz y gracias a ti se como hacerlo.
Bss

asj dijo...

Yo lo he ehcho pocas veces en casa pero mira uqe está bueno ehh a ti te ha quedado genial.

besos

Chus dijo...

Estaba buscando una explicación como la tuya... una receta de sushi que se pueda preparar fácilmente en casa. Tenía intención de prepararlo este fin de semana, así que me guardo tu entrada. Ya te contaré que tal. Un beso!

Micasa poreltejado dijo...

Otra receta que tengo que probar, voy a dejar a mis comensales pasmados contigo, Silvia. Se me hace un poco complicado seguir todos los pasos para saber si el resultado será igual que el tuyo o si me quedará hecho un churro. En cualquier caso, te mantendré informada. ¡Besos!