Pasta con salsa boloñesa de soja (boloñesa vegetal)


Hace muchísimo tiempo que vengo haciendo esta receta y os aseguro que siempre que alguien la prueba por primera vez le gusta y se sorprende muchísimo cuando le cuento que la boloñesa no lleva carne sino que es totalmente vegetal y que en realidad está elaborada con soja texturizada.



Está riquísimo y es una solución estupenda para evitar la carne de ternera (cuando no debes o no quieres tomarla) que descubrí como os digo hace un montón de años y que me vino genial cuando mi hijo era pequeño y tenía alergia tanto a la leche como a la carne de vaca.
Por suerte tras una dieta absolutamente controlada sin ninguna traza de cualquiera de estos elementos durante unos 2 años conseguimos que lo superara y ahora puede comerlo sin problema, pero en casa seguimos usando regularmente esta receta, ¡nos encanta!.
Por todo ello me parece muy útil si tienes que evitar la carne de vacuno en tu dieta o la de tus hijos, merece la pena probarla porque está de escándalo y por supuesto prepararla no tiene ningún misterio.


INGREDIENTES
*No pongo cantidades porque lo cierto es que siempre lo hago a ojo y creo que no es necesario andar midiendo, seguir vuestro criterio y saldrá estupendamente, os lo garantizo.

·Pasta, elegir vuestra favorita (en nuestro caso hoy cocinamos "tortiglioni")
·Soja texturizada**
·Chalotas (podéis sustituirlo por cebolleta fresca y ajo)
·Salsa de tomate casera
·Orégano (ser generosos con la cantidad)
·Aceite de oliva
·Agua
·Sal

1º- Ponemos la soja en un bowl con agua tibia para que se rehidrate, estará lista en unos 25-30 minutos aproximadamente, dependerá del calibre que elijáis.

2º- En una sartén con aceite de oliva rehogamos las chalotas picaditas o la cebolleta y ajo, lo que hayáis elegido.
Movemos para que vaya tomando un poco de color, añadimos la salsa de tomate y una cantidad generosa de orégano (es importante), cocinamos a fuego suave.

3º- Cocemos la pasta en abundante agua con sal, dejamos al gusto (en nuestro caso "al dente").
Escurimos y reservamos.

4º- Escurrimos el posible exceso de agua (lo que no haya absorbido la soja) y añadimos a la sartén donde estamos rehogando la salsa.
Dejamos que se cocine durante 10-12 minutos más.
Corregimos el punto de sal.

5º- Servimos la pasta con la salsa boloñesa y a disfrutar.
Por supuesto podemos añadir un poquito de queso parmesano y gratinar (¡queda de vicio!) pero yo hoy no he querido hacerlo porque pretendía ceñirme a la receta que preparaba cuando Héctor no podía tomar productos lácteos.

¡ESPERO QUE OS GUSTE!


**La soja texturizada es super sencilla de encontrar en la sección de productos dietéticos de cualquier hipermercado y por supuesto en herbolarios, y no es cara.
La encontrareis de distintos calibres pudiendo elegir el que más se ajuste a la receta que vayamos a preparar. Para esta receta siempre elijo el calibre pequeño, para emular a la carne picada.
Es muy sencillo trabajar con ella, tan solo debemos ponerla a mojo en un bowl con abundante agua para que se rehidrate y después la trataremos como si de carne se tratara.
Su sabor y olor son casi neutros no os de reparo usarla porque tomará a la perfección los condimentos y veréis que conjunto tan agradable conseguimos.


Fuente de la receta: propia.

2 comentarios:

maricarmen dijo...

Seguro que tiene que estar bien buena!!!Besetes Silvia no te borro ehhhhhhhh jajjaja

Mar dijo...

Que buenos!!! Me encanta la pasta y mira, con verduras, mucho más sana. Tomo nota!