Albóndigas de ternera en salsa de queso azul


Una forma diferente de preparar una plato tan clásico como las albóndigas, con una salsa que si os gusta el queso azul tanto como a mi os encantará.
Este tipo de queso casa perfectamente con la carne de ternera, forma un conjunto delicioso, veréis que cosa más rica.



Podéis sustituir la nata por leche desnatada, como las he reparado hoy, obviamente pierde cremosidad, (como podéis apreciar en la imagen, me hubieran quedado muchísimo más bonitas si hubiera usado nata) pero aligeras el  plato considerablemente.
Como os digo la presentación será mucho más bonita si empleáis nata así que cada uno que elija la fórmula que más le interese.


INGREDIENTES

300 gr de carne de ternera picada
1 huevo
Pan rallado
Perejil fresco
1 diente de ajo
Sal
Aceite de oliva

Salsa:
1 puerro grande
1 diente de ajo
130 gr de queso azul 
Un chorrito de vino blanco
200 ml de nata 
Agua
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra


1º- Preparamos la masa para elaborar las albóndigas mezclando la carne con el huevo, un poquito de pan rallado, el ajo prensado, el perejil picado y una pizca de sal.
Amasamos un poquito para que queden todos sus ingredientes bien integrados.

2º- Formamos las albóndigas y freímos en aceite de oliva para dorarlas, sacamos a un plato que habremos cubierto de papel de cocina para que dejen allí el exceso de grasa y reservamos.

3º- Limpiamos y partimos el puerro en brunoise, laminamos el diente de ajo y rehogamos todo en una sartén con un poco de aceite de oliva (no debemos excedernos en la cantidad de aceite, esto es muy importante), salpimentamos.
Cocinamos a fuego medio durante unos minutos hasta que tome un poquito de color, en ese momento añadimos el queso desmenuzado y mezclamos con la cuchara de madera.

4º- Incorporamos el chorrito de vino blanco y subimos el fuego para que se evapore el alcohol, metemos la albóndigas y cubrimos de agua, dejamos que se cocine a fuego suave unos 15-20 minutos más.

5º- Pasamos la salsa a un vaso de batidora, añadimos la nata y trituramos bien.
Vertemos sobre las albóndigas nuevamente y dejamos que se cocine a fuego muy suave (¡sin que llegue a hervir!) durante unos 4 minutos más.
Apartamos del fuego, dejamos reposar un par de minutos y listas para servir.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!


Fuente de la receta: propia.

5 comentarios:

roski dijo...

Seguro que están buenas..............por cierto ayer hice tus nachos..............un bico

larosadulce dijo...

Ideales para los amantes del queso azul, no es mi caso, pero igualmente las encuentro muy originales. Feliz domingo.

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Me encanta el queso azul y todos los fuertes pero nunca hice esa combinación, se ve super apetecible!

Belen dijo...

Lo probaré; siempre las guiso, pero esta salsa me gusta mucho...eso sí haré dos ollas, una para los niños y la de queso para su padre y para mi.
Besinos

Mar dijo...

mmmmmmmm.... que buena pinta!!!!