Champiñones al Oporto


Una nueva receta de champiñones que me tiene loquita, están riquísimos por eso os la recomiendo sin ninguna duda. Si os gustan los champis, de verdad tenéis que hacerla porque os va a encantar.
Si tenéis en casa un buen vino de Oporto no os de pena usarlo en esta receta porque os garantizo que conseguís una guarnición deliciosa, tampoco os eche para atrás que lleve un poquito de miel (en mi caso de tomillo) porque le da un toque buenísimo pero que pasa desapercibido, para nada penséis que pueda ser empalagoso.




Se hace de una manera muy sencillita y no se tarda nada, además si sobran los conservamos en la nevera encantados de la vida porque al día siguiente por supuesto están riquísimos también.

INGREDIENTES

· 600 gr de champiñones frescos
· 3 dientes de ajo
· 1 vasito de Oporto (he usado como medida un vasito de los de yogur de cristal)
· 1 cucharada de miel (como os digo arriba la mía era de tomillo)
· 1 cucharada de crema de vinagre de Jerez (lo encontráis sin problema en los hipermercados)
· Sal 
· Pimienta negra
· Aceite de oliva virgen extra
· Perejil freco (opcional)

ELABORACIÓN

1. Limpiamos los champiñones concienzudamente de la forma que lo hagáis habitualmente, bien bajo el grifo o en seco cepillándolos (se que está forma es la más correcta pero tengo que confesar que yo por las prisas nunca lo hago así, no os quiero engañar).
Retiramos el píe y si son muy grandes partimos en cuartos, si no simplemente a la mitad y si son pequeñitos los dejamos enteros, quedarán mucho mejor presentados.

2. Echamos en una sartén un buen aceite de oliva, laminamos el ajo, lo añadimos y comenzamos a saltear.
Cuando el ajo comienza a tomar color (por supuesto sin que se dore demasiado) añadimos los champiñones y rehogamos.
Echamos una pizca de sal y de pimienta recién molida (si puede ser), todo este proceso lo haremos a fuego fuerte.

3. Pasados unos 3 ó 4 minutos cuando los champis han cogido un color doradito muy "saludable" añadimos el Oporto, mantenemos a fuego fuerte para que se evapore el alcohol y echamos la miel y la crema de vinagre de Jerez (como os comento en la lista de ingredientes lo encontraréis sin problema, es algo parecido a la reducción de vinagre de Módena pero con vinagre de Jerez).
Mantenemos a fuego medio-fuerte para que se cocinen y se vaya reduciendo la salsa, unos 15 minutos aproximadamente.

4. Si os apetece podéis espolvorear un poquito de perejil fresco picado por encima y listo para servir.
Son ideales para acompañar platos de caza, en casa los hemos probado con unas chuletas de jabalí y estaba de escándalo.




¡ESPERO QUE OS GUSTE!


Fuente de la receta: propia.


6 comentarios:

Magdalena Troncoso dijo...

ummm que pinta tienen los champiñones!!!

La cajita de nieveselena dijo...

Que delicia, menudo colorcito que tienen uuummm!!
Nieves

eLrinCondeLaTaTa dijo...

Que buenos se ven estos champiñones.
Un besín.

Mi toque en la cocina dijo...

Estos champiñones se los tengo que preparar a mi marido. Tienen una pinta estupenda.
Un besito desde Las Palmas.

Debora de lucas dijo...

tienen una pinta estupenda¡¡¡¡

Mar dijo...

Que brillo que tienen los champiñones.. y el aliño es una auténtica explosión de sabores. Me encanta tu receta. Las fotos... una auténtica delicia.

http://mibloguicodecocina.blogspot.com.es