Ensalada de espinacas frescas, arroz y crujiente de cebolla


Hace días que la parroquia de seguidores estudiantes se me viene quejando del poco caso que les hago, me dicen que con la cantidad de exámenes que se les avecina les hacen falta ideas para comer rico, barato y rápido pero sobre todo fácil y sano.
Me piden que ahora no les falle y le de al tarro para publicar recetas que vayan en esa linea.

Y yo como soy muy bien mandada me he puesto manos a la obra. Para ello en primer lugar he elaborado una lista (basándome en un sondeo) de cuáles son los ingredientes que se encuentran con más frecuencia en sus cocinas.
¿El resultado? Previsible en la mayoría de los casos, aunque tengo que reconocer que algunos me han sorprendido;
Yogures, pasta, arroz, tomate frito, salchichas, mostaza, verdura para ensaladas (en los días con suerte), tarros de legumbre, aceite de oliva virgen extra (lo tienen muy claro) y vinagre (bálsamico, por desgracia, la mayoría), guisantes congelados, mayonesa, cereales, bonito en conserva, leche, mantequilla, huevos, pan de molde, confituras y poco más...¡Ah, sí! Un par de patatas arrugadas y llenas de brotes en una bolsa en el fondo del armario escobero de la cocina jajajaja.

Entonces, visto lo visto, mi primera propuesta es esta ensalada con espinacas frescas.
"Verde que te quiero verde, sí".




Os prometo que ¡Deliciosa! Fácil y muy rápida de preparar. Y lo más importante de todo, un plato completo de una tacada.


INGREDIENTES

· Espinacas baby frescas
· Arroz basmati 
· Salchicha tipo Viena
· Cebolla crujiente (del tipo de la de los perritos calientes de Ikea®)
- Aderezo
· Aceite de oliva virgen extra
· Reducción de vinagre balsámico
· Limón
· Salsa de soja
· Mostaza a la antigua
· Sal


ELABORACIÓN

1. Cocemos el arroz como lo hagamos habitualmente, escurrimos, refrescamos y reservamos.

2. Colocamos las salchichas que vayamos a usar en un plato hondo con agua y calentamos en el microondas un par de minutos. Partimos en pequeños trozos y reservamos también.

3. Ponemos los ingredientes del aderezo en un bowl pequeño y emulsionamos bien con unas varillas pequeñitas o un tenedor.
No os pongo cantidades porque prefiero que elijáis al gusto hasta dar con vuestra combinación ideal.

4. Lavamos las hojas de espinacas y secamos perfectamente, disponemos en un plato o cuenco de presentación.

5. Colocamos sobre las espinacas la cantidad de arroz que deseemos, los trocitos de salchichas Viena, el crujiente de cebolla y añadimos la salsa.

6. Llevamos a la mesa y disfrutamos.


- Notas -
Os aconsejo usar hojas de espinaca baby porque son más tiernas y el resultado será mucho más rico, se encuentran con facilidad en los supermercados. De todos modos si no dais con ellas podéis sustituirlas por lechuga o la mezcla de ensaladas que más os guste.
Si no tenéis arroz basmati usad el que más a mano os pille, recomiendo éste porque me parece el ideal para ensaladas. Si tenéis oportunidad y nunca lo comprasteis, probad porque os va a encantar.


¡ESPERO QUE OS GUSTE!


Fuente de la receta: propia.


3 comentarios:

Las Recetas de Manans dijo...

Otra rica y sana ensalada que anotar.

Anónimo dijo...

Rico, rico probaremos con seguridad, como nos cuidas.

besos.

Ana Melm dijo...

Jajajajaja!
Gran labor, la de alimentar virtualmente a estudiantes sin tiempo... en aquellos tiempos yo me alimentaba de casi cualquier cosa... y de lomo de sajonia, madre mía que empacho de pensarlo nada más!