Tostadas francesas (french toast) con nueces y miel


Las "French toast" o tostadas francesas son una verdadera maravilla, seguro que las has probado alguna vez y te han encantado. Si por el contrario nunca has tenido la oportunidad de comerlas no te puedes perder esta receta porque seguro que a partir de ahora la tendrás muchas veces en cuenta el día que te apetezca darte un capricho.




Probablemente de entrada te parezca que te estoy ofreciendo la receta de unas torrijas pero te aseguro que son muy diferentes. Las tostadas francesas y las torrijas que todos conocemos desde nuestra niñez poco tienen que ver. Las primeras se diferencian por su textura, mucho más jugosa en su interior, y por los ingredientes o 'toppings' con las que las vamos a servir.

Es un desayuno, brunch, merienda o postre perfecto y además se hacen en un momento porque su preparación es extremadamente sencilla ¡Ah! y por si fuera poco resultan muy económicas.
Así que no podemos pedir más porque todo lo que nos ofrecen son ventajas ¿Nos ponemos manos a la obra con estas deliciosas tostadas francesas o 'french toast'?



INGREDIENTES (para unas 4 rebanadas)

·Pan de molde de corte grueso para tostadas (de unos 2 cm)*
·2 huevos
·80 ml de leche
·1 cucharada sopera colmada de azúcar
·1 cucharadita de café de canela en polvo
·Extracto natural de vainilla
·Un trozo de mantequilla
·Azúcar glass
·Nueces
·Miel (elegir vuestra favorita)

*si consigues pan para torrijas también será estupendo, el de hogaza con mucha miga y corteza dura es ideal. Muy importante que sea del día anterior, eso sí.


ELABORACIÓN


1. Bate los huevos con el azúcar, cuando comience a blanquear añade la canela y unas gotas de extracto de vainilla. Incorpora la leche y mezcla nuevamente hasta conseguir que quede bien integrado.

2. Remoja las rebanadas de pan en la mezcla anterior, debes intentar que empapen bien pero con cuidado de que no se rompan.

3. Pon un poquito de mantequilla en la sartén caliente y en cuanto se funda ve friendo las tostadas (puedes añadir mantequilla a medida que veas que la sartén se queda sin ella)
En cuanto estén doradas por ambos lados sácalas a un plato, que habrás cubierto con papel de cocina para que dejen allí el posible exceso de grasa.

4. Cuando aún estén calientes espolvorea con azúcar glass, coloca unas nueces sobre cada tostada, remata con un hilo de miel, sirve y disfruta.



- Consejos -

· Puedes aromatizar la leche con un par de clavos de olor, le dan un toque muy especial que le va estupendamente. Si te gusta su aroma te lo recomiendo sin duda.
· Poner unas vainas de cardamomo o un poquito de anís estrellado también es una interesante opción para romper la monotonía e ir variando.
· Varía su presentación, cambia los ingredientes finales, elige frutos rojos (fresas, grosellas, arándanos, frambuesas, cerezas etc), manzana o pera asada con canela, helado de vainilla, otro tipo de frutos secos (como avellanas, pistachos, almendras etc), chocolate puro en pepitas, tu mermelada favorita, sirope de arce, crema inglesa o salsa de chocolate blanco. Existen mil combinaciones y todas son deliciosas, ve probando según tus preferencias.



¡ESPERO QUE OS GUSTEN!


Fuente de la receta: propia.



3 comentarios:

laury dijo...

las he probado alguna vez y estan de vicio!
saluditos.

Mi toque en la cocina dijo...

Este es uno de mis desayunos favoritos aunque sólo lo hago cuando celebramos algo porque son hipercalóricas.
Un besito desde Las Palmas.

carmen dijo...

Yo también lo probé una vez, es parecido a las torrijas, pero un poco más secas.
besos,