Costillas al curry

La costilla de cerdo asadita está muy buena pero tiene un par de pegas para mi gusto, una que si vas con prisa lo llevas muy mal para hacerlas y la otra que una vez hechas, si sobran es muy difícil (o para mi prácticamente imposible recalentarlas).

Por lo que hoy he decidido , más que nada por el tema prisas, hacerlas guisadas y según las estaba haciendo he pensado que darles un toque de curry no estaría mal y efectivamente acerté, el resultado me ha parecido delicioso.





INGREDIENTES


Costilla de cerdo al natural
Cebolla 
Ajo 
Pimiento rojo
1 puerro
1 zanahoria
Pimienta negra
Curry
Sal
1 copa de brandy 
Agua
Aceite de oliva


Troceamos la costilla, salpimentamos y doramos en una cazuela con un poquito de aceite (lo hago en la olla rápida directamente y así quedan allí todos lo jugos). Cuando están doraditos sacamos y reservamos.

En ese mismo aceite (siempre que no sea mucho, claro) rehogamos las verduras que tendremos partidas en trozos no muy grandes. Las ponemos un poquito de sal y el curry, lo dejamos unos minutos y cuando está pochado añadimos el Brandy, dejamos que se evapore el alcohol.

Ponemos las costillas de nuevo y añadimos un poco de agua (no mucho que no tienen que nadar)
Si es en olla lo cerramos y tenemos unos 10 minutos, depende de la olla, pero eso como cada uno conoce la suya ya lo veréis vosotros.
Si es en cazuela ponemos un poquito más de agua porque la cocción será mas lenta y lógicamente se evapora mucho más, en este caso no se el tiempo exacto, lo mejor será ir pinchando hasta conseguir el punto.

Cuando están, separamos las costillas un momento para pasar la salsa por el pasa puré, si nos queda demasiado líquida es que se nos ha ido la mano con el agua pero no os preocupéis porque lleva remedio (como casi todo en la vida) lo que hay que hacer es diluir un poquito de harina de maíz refinada (Maizena®) en agua y añadirlo, darle unas vueltas con las varillas y asunto arreglado.

Dejamos la salsa al fuego un par de minutos y ponemos de nuevo las costillas, que repose un poco y listo para comer, en esta ocasión lo voy a acompañar con arroz para ensaladas y guarniciones de Hecendado (Mercadona).


¡Espero que os guste!

Fuente de la receta: propia.

2 comentarios:

Mª Luz dijo...

Me encanta el titulo,Silvia, y la salsita esta para mojar pan y no parar.
El arroz lo he probado y esta muy rico.
Besotes

Las recetas de Finuca dijo...

Realmente los guisos se pueden aprovechar mas que los asados. Y te ha quedado una salsa maravillosa. Genial receta!!
Besos.