Boniato, el otoño es naranja. Recetas con boniato


El otoño no solo trae los primeros resfriados y el controvertido cambio de hora, entre las joyas gastronómicas que nos regala encontramos el boniato (también conocido como; moniato, papa dulce, camote o batata, según la región o país en el que te encuentres), que sin duda es uno de mis productos otoñales preferidos.

Es tan versátil que podrás incluirlo tanto en recetas saladas como dulces. Se encuentra con mucha facilidad tanto en pequeñas fruterías como en grandes supermercados y además resulta económico.
A los niños les encanta, y es que su agradable sabor y atractivo color naranja probablemente tengan mucho que ver en este aspecto. Y si a todo lo anterior sumamos sus beneficiosas propiedades para el organismo (es rico en provitamina A y en vitaminas B,C y E), este discreto tubérculo se posiciona en cabeza como una excelente opción que nos ayudará a evitar la tan temida 'rutina culinaria'.



[pincha en la foto para ampliar la imagen]



Pero ¿En qué tipo de recetas puedo incluir el boniato?
Pues mira, queda genial con legumbres (prueba unas lentejas con hongos —si son boletus mejor que mejor—, boniato y alguna especia como cúrcuma, cilantro, comino o pimentón. Es muy sencillo de hacer y resulta diferente y riquísimo).
En cremas de verduras, a mi me encanta, voy variando los ingredientes pero casi siempre pongo boniato porque —al igual que me ocurre con la calabaza— su color naranja me da muy buenas vibraciones a la hora de cocinar.
En guisos de carne funciona estupendamente, además con cualquier tipo; ternera, cerdo, conejo, cordero, pollo, pavo, pato o caza. Puede que te sorprenda pero te aseguro que el boniato le sienta bien a prácticamente todo el reino animal jajajaja.
Con pescados también se lleva genial, en chips con escabeches o en puré para servir cuando prepares asados. Con pulpo braseado a la parrilla es un espectáculo.



[pincha en la foto para ampliar la imagen]



Si te decantas por incluirlo en recetas dulces, te recomiendo que pruebes a asar el boniato (con piel y envuelto en papel de aluminio durante unos 50 minutos a 200º), cuando esté templado pela y trocea en gajos o rodajas, sirve con un hilo de leche condensada por encima y unas escamas de sal. Acompaña con unos frutos secos, pasas de Corinto (que si te apetece puedes remojar en ron) y helado de vainilla. Un lujo, en serio.
También queda muy bien en flanes, cremas dulces —similares a unas natillas— y en buñuelos.

Otra buena idea consiste en hacer chips con la ayuda del microondas, una sencilla y rapidísima forma de conseguir un snack saludable y muy, muy rico. Para ello únicamente tienes que lavar bien el boniato y sin pelar, cortar finas lonchas con la ayuda de una mandolina o un cuchillo bien afilado y algo de paciencia. Pon papel de horno en el plato del microondas, rocía con un poquito de aceite de oliva en spray y dispón las lonchitas de boniato, sin que se toquen unas con otras, esto es importante. por lo que deberás hacer la operación en tandas.
Ve programando de 30 en 30 segundos, así no correrás riesgos innecesarios y evitarás que se termine carbonizando el tema. Al sacarlo añade sal en escamas y espolvorea con tus especias favoritas, en casa nos encantan con pimienta rosa, curry o copos de ajo en polvo, chile y romero o tomillo frescos.
Venden kits especiales para hacer chips vegetales (no solo de boniato, puedes hacerlos de; patata, manzana, calabacín, remolacha o zanahoria).



[pincha en la foto para ampliar la imagen]



Hay mil y una maneras de sacar partido a esta preciosidad naranja: asa y rellena con carne picada y un salteado de verduras y setas, añade un queso que te guste y hornea ¡Queda de 10! O pela, cuece y machaca 3 ó 4 boniatos y prepara un puré con una nuez de mantequilla, sal y pimienta negra recién molida. Resulta la guarnición perfecta para cualquier plato.

En definitiva, pierde el miedo a probar ingredientes o elaboraciones nuevas, no te aburras elaborando siempre los mismos platos. Sé travieso y no te pongas límites en la cocina, bueno ni en ningún apartado de tu vida. Pero eso ya es otro tema jajajajaja.


¡Espero que te resulte útil!



1 comentario:

Debora de lucas dijo...

muy buenas sugerencias ¡¡¡¡ besotes